LEB ORO

El Sáenz Horeca se atasca en Lleida

El Araberri, en la imagen ante el Huesca, no supo mantener su ventaja y cayó en Lleida./Blanca Castillo
El Araberri, en la imagen ante el Huesca, no supo mantener su ventaja y cayó en Lleida. / Blanca Castillo

El equipo vitoriano recibe 35 puntos en el último cuarto en una mala gestión del juego y de la defensa sobre el artillero local Dukanovic

OLGA JIMÉNEZ

La sobrecarga de partidos pudo pasar factura al Sáenz Horeca Araberri en el Barris Nord, ante un Lleida que pasó de sometido a dominador en un partido extraño con final feliz para los de Borja Comenge. No todo es como empieza sino como acaba y a la exhibición de Mitrovic, con 24 puntos antes del descanso con seis de siete triples, llegó la respuesta de los ilerdenses que consumaron la venganza en un último cuarto para enmarcar con 35 puntos ante la inoperancia defensiva de un bisoño Araberri.

El planteamiento a tanteador alto por parte de los vitorianos pudo ser contraproducente a la vista del resultado. En esos minutos de auténtico festival anotador del bosnio Mitrovic, infalible en sus cinco triples del primer cuarto, los de Antonio Pérez vivieron de un juego revolucionado y dependiente del tiro exterior. Está claro que cuando tu ‘killer’ tiene el día, la solución pude venir por ahí, pero asumiendo el riesgo.

94 Actel Força Lleida

Ogungbemi (21), Sutina (3), Martí (15), Dukanovic (26), Mbaye (11) -equipo inicial-, Lafuente, Feliu (6), Rubin de Celis (2), Hermet (10) y Karena.

84 Sáenz Horeca Araberri

Wintering (7), Dee (13), Mitrovic (24), Ucles (6), Pechacek (6) -equipo inicial-, Mitola (5), Edwards (9), Araujo (8) y Cizmic (6).

Parciales
18-27, 20-21 (38-48 al descanso), 21-19 y 35-17.

La diferencia alavesa se fue hasta los 12 puntos (18-30), un margen que se mantuvo en una segunda parte más equilibrada, con menos protagonismo de Mitrovic y la entrada en juego de Dee, Araujo y Cizmic. El Lleida impidió más sangría gracias a la constancia de Jackson que sería a la postre el brazo ejecutor junto con Dukanovic, máximo anotador con 26 puntos. De la alegría al descanso con el 38-48 a un tercer periodo donde el Araberri alcanzó la máxima ventaja de 15 puntos (38-53) y vivió de las rentas, desde una correcta defensa, igualando el rebote con su rival sin excesivos errores y con reparto de puntos en la anotación.

El Lleida seguía haciendo la goma, mientras emergía tímidamente la figura de Dukanovic en los locales. Sus buenos porcentajes en el tiro de dos, por encima del 60 por ciento, fueron una red importante para intentar con confianza la remontada. Y tanto que los catalanes cogieron impulso, porque el último periodo fue demoledor, con 35 puntos que supusieron una puñalada tras otra en el corazón de los gasteiztarras. Los 17 puntos de Dukanovic en diez minutos con cuatro triples resultaron suficientes para romper al Sáenz Horeca sin margen para levantarse.

Luces y sombras

Desactivado Mitrovic después de varias defensas acertadas sobre él, los recursos ofensivos fueron mínimos. La mala defensa al tiro tras bloqueo directo fue aprovechada una y otra vez por los locales hasta consumar una victoria merecida por mejor gestión del juego en los minutos de la verdad. La semana de tres partidos, con dos derrotas y una victoria, la lograda en Mendizorroza ante el Huesca, ofrece un balance de luces y sombras para un Araberri que, quizás, esté acusando el sobre esfuerzo físico además, de la baja importante de su capitán Martín Buesa.

Las cinco victorias y siete derrotas colocan en una comprometida decimoquinta plaza a la escuadra de Antonio Pérez que asume la inexperiencia de este grupo, pleno de talento pero con problemas para cerrar algunos choques.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos