Baloncesto

Agredir a Ricky Rubio, el deporte de moda en la NBA

La agresión de los Suns a Rubio.

El base español ha sido golpeado sin razón aparente, en mitad de un partido, en tres ocasiones en los últimos 15 días

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Como el chico que golpean en el recreo, Ricky Rubio está sufriendo un curioso episodio de algo paracecido al 'bullying' en la NBA. En 15 días, tres jugadores rivales han entendido que tenían que empujar y tirar al suelo al base español. Y en las tres agresiones no parece haber una causa que lo justificase. Una razón, por supueto, es imposible encontrarla.

Habría que mirar con lupa cada acción del partido de anoche entre los Jazz y los Suns, en el que Rubio ha firmado un nuevo 'doble-doble' que les ha llevado a la victoria. Porque sólo con las imágenes de la agresión y sin saber si es el de Masnou llega a decir algo a sus rivales, es imposible entender nada. Mas aún cuando hace menos de 15 días pasaba algo parecido en la visita de Rubio a sus excompañeros de Minnesota.

Buttler vuelve a Twitter

Vale que con aquellos no quedó todo lo bien que podría desearse. De hecho, Jimmy Buttler llegó a celebrar el empujón que lanzó al parqué a Rubio enm Twitter: «Eso es lo que me gusta ver», aseguró. El base de los Wolves, de baja por una lesión de rodilla, volvió a usar su red social después de 14 meses para jalear el matonismo sufrido por Rubio. Todo muy deportivo.

Pero vamos al suceso en sí. Partido contra los Suns. Marquesse Chriss penetra a canata y falla su bandeja. Podría ser falta. No la pitan y se mosquea. Rubio, que no estaba en la jugada, coge el balón que había salido de fondo y lo pone en juego. Se lo devuelven para que arme el ataque de los Utah. Lo mimo que en decenas de jugadas de cada partido. Y cuando no había llegado ni a la altura de su propio tiro libre, llega andando Jared Dudley y le tira al suelo de un empujón en el pecho. Con las dos manos. Que te pego, leche, pero entre tíos de dos metros y 100 kilos.

Rubio se levanta y se encara al alero de Phoenix. El español impone con ese look de sij que luce últimamente. Aunque miedo da poco. Chriss, que todavía andaba quejándose por el suelo tras fallar su tiro, llega por detrás y le da otro bandazo que vuelve a dejar al catalán en el suelo. Los dos jugadores de los Suns son expulsados.

Por buscar explicación a lo inesplicable, hay quién ha querido entender que erl matonismo de Dudley viene motivado porque Rubio habría incumplido una norma no escrita entre los jugadores. Se ve que pegarse no está en ese código callejero. El tema es que nunca se debe saltar sobre un compañero que está en el suelo. Se trata de evitar lesiones absurdas, porque el deportista tendido se mueva y se le pise.

No obstante, las imágenes dejan muy claro que cuando Rubio levanta sus pies del suelo es para atrapar la pelota y que el cuerpo de Chriss no está debajo.

Antecedentes

Lo más raro es que no es la primera vez que le pasa esto mismo al español. El 2 de marzo, sin venir a cuento Jeff Teague cruza el campo para interceptar a Rubio que corría el contraataque por la diagonal contraria del campo y lo tumba. Tackleo de mucho mérito, pero esto no es la NFL, ni Ricky es Tom Brady.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos