Baloncesto

El Lacturale lo estropea en la prórroga

Forster y Etxarri tratan de obstaculizar la entrada de Brown./J. Rey
Forster y Etxarri tratan de obstaculizar la entrada de Brown. / J. Rey

Un triple de Ane Aldalur conduce al Araski al tiempo extra, que lo tira por la borda con un parcial de 16-4 para el Al-Qázares

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Entre tanta montaña rusa y alternancia en el marcador, el pabellón Moncayo de Cáceres vivió anoche una de esas tardes vibrantes de baloncesto donde el Nissan Al-Qázeres y el Lacturale ART Araski se vaciaron hasta la prórroga, un regalo de cinco minutos que supieron aprovechar mejor las locales, con tres jugadoras, Jones, Cooper y Brown, que elevaron el nivel de talento para sumar 66 de los 88 puntos y 40 de los 50 rebotes de su equipo. El Araski remó con todo lo que pudo hasta el último gramo de energía, impuso su ritmo y velocidad, dominó con ventajas de hasta 13 puntos, pero le faltó rematar una faena que tuvo en su mano durante 30 minutos con Arrate Agirre en estado de gracia (21 puntos).

Perder ante un rival directo por entrar en la Copa de la Reina y darle vida es un riesgo que desde hoy el Lacturale asume tras perder ayer en Cáceres. Entraba como una posibilidad, pero la victoria estuvo tan en la mano que con el paso de las horas seguro que la entrenadora Made Urieta se sigue preguntando el cómo y el porqué. Las vitorianas necesitaron un primer cuarto para engrasar su maquinaria y aguantaron el ímpetu de una grada volcada con las suyas. Los primeros golpes de Cooper (27 puntos) y Jones (29 puntos), dominadoras del rebote y con acierto en la ‘pintura’, fueron contrarrestados con la velocidad ofensiva que imprimió Izaskun García y los buenos minutos de Etxarri. La armadura defensiva de las de Urieta en el segundo cuarto empezó a dar consistencia y ritmo a las alavesas que, gracias al robo y contraataque, rompieron una y mil veces el aro local bajo la inspiración de una enorme Agirre para sumar un parcial de 2-10 que les colocaba por delante (24-29).

88 Nissan Al-Qázeres

Cooper (27), Jones (29), Ramos Do Nascimento (7), Brown (10), Montenegro (13) –quinteto inicial–, Romero, Martín, Corrales y Foraste (2).

76 Lacturale ART Araski

García (8), Van Den Adel (7), Agirre (21), Tudanca (4), Forster (7) –quinteto inicial–, Etxarri (8), Aldalur (7), Diallo (8) y Silva (6).

parciales.
20-15, 11-26 (31-41 al descanso), 20-19, 21-12 (72-72, final) y 16-4 (prórroga).
árbitros.
Guillermo Ríos y David Planells.

Las norteamericanas de Al-Qázeres siempre dieron solución al colapso ofensivo, ayudadas por los triples oportunos de la base Do Nascimento. El factor Umi Diallo por parte del Araski dio sus frutos para desarbolar a la defensa extremeña y endosar un nuevo parcial de 0-12 con el que asestar el primer golpe serio al descanso (31-41). Desde una defensa en zona y el recital Cooper-Jones, las cacereñas volvieron al partido, pero no lograron ponerse por delante (46-47).

Diez puntos consecutivos de Agirre protagonizaban otro arreón vitoriano para alcanzar la máxima renta (47-60) al cierre del tercer período. El Araski adolece de instinto asesino, quizás mediatizado en esta ocasión por su pésimo porcentaje en triples (2 de 21, 9%), que no le permitió utilizarlo como recurso de urgencia. Y es que las apreturas vinieron en un último cuarto de desajustes defensivos y excesivas pérdidas. Con menos intensidad en la pelea por el rebote y permitiendo 50 capturas rivales, 12 de ellas en propia canasta. Con 72-69 y solo seis segundos por jugar, la mano bendecida de Ane Aldalur regaló una prórroga a las suyas en el último suspiro. Es la magia de quien sabe mantener la frialdad en los momentos más calientes. El Araski anotó su segundo triple del choque en el momento preciso (72-72).

Pero lo que vino después ya no encajó en el guion de Urieta, que asistió al derrumbe de las suyas, desajustadas y desarboladas ante la eficacia de Jones y Cooper, desatadas en anotación para firmar un parcial 16-4 y sumar una victoria de oro que mete a las extremeñas en la lucha por la Copa.

Al Araski el tropiezo no le resta opciones. Si las vitorianas vencen en los dos partidos que restan ante el Cadi La Seu y el Sant Adriá y con una diferencia de puntos importante, prácticamente estarán dentro, salvo sorpresa mayúscula.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos