Baloncesto

El Sáenz Horeca da la cara

Martín Buesa y Edwards, que comete falta, cierran el paso a Sergio Olmos en la zona del Sáenz Horeca. / Nando Martínez

La debilidad en el juego interior, con dos antideportivas a Araujo, condena al Araberri en un duelo muy peleado

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

La visita al Leyma Coruña suponía un test exigente para el Sáenz Horeca. La experiencia gallega contrastaba con el ímpetu de un equipo vitoriano que acudía con una rotación corta y la inclusión del recién llegado Mitrovic, alero canadiense con pasaporte bosnio. El descaro del Araberri no bastó en esta ocasión, aunque mantuvo contra las cuerdas a los de Aranzana hasta los instantes finales, donde el poderío reboteador y la inspiración del danés Gilling, 22 puntos y 30 de valoración, fueron un problema para la defensa alavesa.

76 Leyma Coruña

Sanz (3), Cooney (3), Hernández Sonseca (12), Flis (10), Gilling (22) –quinteto inicial–, Ferreiro, Hernández Martos, Torres (6), Chuku (8) y Olmos (12).

68 Sáenz Horeca

Wintering (6), Dee (26), Edwards (6), Uclés (6), Araujo (6) –quinteto inicial–, Buesa (3), Cizmic (5) y Mitrovic (10).

parciales.
16-12, 22-16 (38-28 al descanso), 17-23 y 21-17.

Un inicio esperanzador con 4-9 propició una interesante renta de 5 puntos. Pero los locales echaron mano de experiencia y centímetros en la pintura para empezar a circular el balón con fluidez y el acierto de Gilling con 9 puntos en el primer cuarto. El ataque vitoriano se diluyó, aunque intentó contener el coruñés como pudo. Del 16-14 del primer cuarto, el parcial de 18-4 hizo daño merced al tiro libre de los locales, que anotaron 16 en la primera parte. Descompuesto el Araberri al descanso, logró parar el vendaval y reducir la renta a diez (38-28).

Dos antideportivas a Araujo desactivaron al Sáenz Horeca, debilitado en su juego interior ante la falta de un ‘cinco’ aún por llegar. Pero los de Pérez Caínzos creyeron desde su defensa en echar el guante al Leyma Coruña, a base de esfuerzo y de imponer un ritmo más vivo. De esa fe y variantes defensivas, el Araberri se metió en el partido (55-51) al cierre del tercer cuarto. Tiempo de reconstruirse, de tirar del instinto depredador del norteamericano Dee, máximo anotador con 26 puntos, y de probar alternancias defensivas, como una zona 1-3-1 que desactivó por momentos el ataque gallego. La interesante aportación de Mitrovic, con seis puntos de mucho valor, acercó al Araberri a su objetivo, reduciendo la diferencia a cuatro (72-68) con 1:25 aún por jugar. Pero cuando se actúa tanto al límite con un equipo lleno de talento delante, que además sumó 23 tiros libres de 28 intentos, el desenlace no es el esperado. Un triple desde la esquina del verdugo Gilling echaba por tierra toda una remontada llena de pundonor. A pesar de la derrota, las sensaciones de la entrega del Sáenz Horeca servirán para futuras citas.

El técnico, contento

El entrenador ensalzó las virtudes de los suyos, capaces de remontar un partido que se les puso muy cuesta arriba. «Somos un equipo de gente brava y valiente, pero que nos estamos conociendo aún. Eso se notó en el primer tiempo, con malos ataques, malos pases y sin ideas. Las dos antideportivas a Araujo nos debilitaron mucho, pero intentamos cambiar el ritmo y buscar alternancias defensivas que nos metieron en partido hasta casi dar la sorpresa», dijo Pérez Caínzos. «Estoy muy contento con el trabajo», concluyó.

El alero Nemanja Mitrovic se incorpora a la plantilla alavesa

El Araberri suma una nueva pieza al plantel que dirige Antonio Pérez. Se trata del alero Nemanja Mitrovic, proveniente del Ourense Provincia Termal. El bosnio-canadiense cumplirá en las filas del conjunto vitoriano su segundo año en LEB Oro. La pasada temporada promedió 28 minutos, 3 rebotes y 11,8 puntos con una valoración media de 9,4, además de lograr el récord de triples por partido de la liga, 9. Con 1,98 metros, destaca por su tiro exterior, siendo un auténtico especialista desde la larga distancia, a lo que se suma una buena visión de juego y capacidad para generar buenos pases para sus compañeros. Antes de llegar a España, Mitrovic se formó en la universidad de Portland (NCAA) y cuenta con experiencia en la primera división italiana en las filas del Sutor Montegranaro y en la griega, donde compitió dos temporadas con el Enosi Kavalas y el Panelefsiniakos.

Fotos

Vídeos