Baloncesto

El Araski pierde su identidad

Aldalur y Silva acosan a Brkic con una defensa de dos contra una./Jesús Andrade
Aldalur y Silva acosan a Brkic con una defensa de dos contra una. / Jesús Andrade

El IDK Gipuzkoa se lleva el derbi de Mendizorroza con manifiesta superioridad

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

De nada sirvieron los datos que apuntaban rachas y momentos de juego para el Lacturale ART Araski y el IDK Gipuzkoa. Fiarse de la matemática es dejarse por el camino el resto, es decir, la magia del baloncesto, la inspiración de sus jugadoras, un parcial arrollador, una dinámica positiva o negativa... Estas situaciones se vivieron en Mendizorroza, con un equipo sometido, el vitoriano, y otro muy elevado, el donostiarra, con porcentajes en ataque de ensueño y una puesta en escena tan imponente en lo físico como letal en su ejecución. Fue tan malo el inicio por parte de las locales que todo se resolvió en apenas cinco minutos, cuando el marcador ya reflejaba un 6-22 para el IDK. Bien es cierto que el Araski nunca se rinde, pero tuvo que hacerlo ante la superioridad visitante, que apunta directa hacia los ‘play off’ por el título en la Liga Femenina.

Los dos únicos equipos con entrenadoras en sus banquillos se conocen a la perfección. No en vano, Azu Muguruza ha sido el referente en el baloncesto femenino vasco. Su experiencia se pudo ver, con una defensa estudiada, de las que hacen daño a los equipos de Made Urieta. Colapsadas las locales, bastante tuvieron con intentar parar el vendaval donostiarra. Pero ni una cosa ni la otra. Ni tiro exterior, ni referentes interiores, salvo la descomunal lucha de Julie Forster, sola contra el mundo –23 puntos, 9 rebotes y 31 de valoración, números de MVP de la jornada–, que no fue suficiente para resquebrajar un muro infranqueable modelado con defensas zonales de perfectas ayudas o individuales al límite de las faltas que no se pitaron.

62 Lacturale Art Araski

Aldalur (2), Diallo (3), Tudanca (3), Silva (8), Forster (23) –quinteto inicial–, García (2), Molinuevo, Etxarri (9), Agirre (6) y Pardo (6).

86 IDK Gipuzkoa

Weaver (8), Aduriz (5), Nystrom (6), Alley (14), Brkic (13) –quinteto inicial–, Erauncetamurgil, Sarr (16), González (8) y Lucas (16).

parciales.
11-26 , 20-28 (31-52 al descanso), 20-10 y 11-22.
árbitros.
Jorge González y Cristian José García.
incidencias.
1.000 espectadores en Mendizorroza.

El criterio arbitral no estuvo a la altura del espectáculo baloncestístico con errores incomprensibles en una y otra zonas. El IDK Gipuzkoa cerró el primer cuarto como vencedor virtual (11-26). Diez minutos casi sin error, con porcentajes poco frecuentes pero válidos para solucionar por la vía rápida. Urieta buscó rotaciones, defensas alternativas, juego con pequeñas –dos bases–, pero nada mejoró el desaguisado. Con la croata Brkic manejando el ‘tempo’ del partido, bien asistida por Lara González, las directoras de juego del Araski sufrían en exceso –Silva, renqueante de su rodilla e Izaskun García, intentando revolucionar el partido–.

Reacción infructuosa

Pero la batalla se desarrolló en la ‘pintura’, donde la superioridad física de Toch Sarr, Alley y la polivalente Weaver golpeó a las alavesas, mermadas también por los problemas físicos de Diallo y la ausencia por lesión de Van Den Adel. Por si fuera poco el tormento, la norteamericana Lucas, especialista tiradora, se unió a la fiesta para descoserla definitivamente y martillear la canasta vitoriana con tres triples llenos de veneno letal para poner el 31-54 al descanso.

Con todo el corazón intentó el Lacturale apuntarse a la enésima remontada. Esa capacidad de sufrir también va en el gen del club. Pero la reacción solo vino a medias e impulsada por jugadoras de casa como Irati Etxarri, Arrate Agirre o Laura Pardo, además de la incansable Julie Forster. Agarrándose a ese impulso y aprovechando el despiste visitante, la diferencia se estrechó a los once puntos después de convivir con más de la veintena. Un pequeño respiro que solo sirvió para la recuperación del mejor IDK Gipuzkoa, que en un visto y no visto puso las cosas en orden desde el acierto triple, el juego entre pívots, el dominio del rebote ofensivo y un baloncesto lleno de muchos argumentos para tumbar a cualquier rival en esta Liga Dia.

Cuatro jugadoras –Brkic, Sarr, Lucas y Alley– se fueron por encima de los 10 puntos en una actuación soberbia. A falta de cuatro partidos, el Araski se queda con nueve victorias y casi nulas opciones de acceder a los cruces por la Liga. No era este el objetivo, pero sí concluir esta temporada con otras sensaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos