Liga Femenina

El Araski se topa con un líder imponente

zaskun García se trabaja una entrada a canasta./Jesús Andrade
zaskun García se trabaja una entrada a canasta. / Jesús Andrade

El intratable Perfumerías Avenida marca territorio desde el primer cuarto, aunque el Lacturale ART creció desde la defensa

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Sobran los adjetivos hacia el equipo más laureado en los últimos años del baloncesto femenino español, el Perfumerías Avenida. Con solo mencionar su palmarés -cinco títulos de Liga, seis de Copa de la Reina, siete Supercopas-, se paraliza el cuerpo ante la idea de intentar sacar algo positivo en el tú a tú en la cancha. No es posible ese tuteo. El Perfumerías no te devora, pero sí te atrapa desde un ritmo muy alto que difícilmente te permite tomar respiro. Lo comprobó anoche el Lacturale ART.

Las salmantinas saltaron a Mendizorroza sabiendo de antemano que la victoria ya era suya. Y más ante un Araski muy mermado por las ausencias de Roselis Silva y Natalie Van Den Adel, jugadoras con muchos puntos en sus manos. Fue suficiente con presionar el balón, líneas de pase y adueñarse del rebote ofensivo para que el Avenida marcara el paso en los diez primeros minutos, donde la internacional Laura Nicholls se quedó fuera de la batalla por un fuerte golpe en el ojo.

49 Lacturale Art Araski

García (6), Etxarri (4), Diallo (4), Tudanca (15), Forster (8) -quinteto inicial-, Molinuevo (1), Aldalur (1), Agirre (8), Pardo (2) y Camino.

72 Perfumerías Avenida

Nicholls (4), Mestdagh (8), Domínguez (3), Givens (4), Robinson (12) -quinteto inicial-, Elonu (17), Asurmendi (3), De Souza (8), Gil (6) y Moss (7).

parciales
10-26, 10-11 (20-37 al descanso), 16-15 y 13-20.
árbitros
Jesús Marcos Martínez y Yasmina Alcaraz
incidencias
500 espectadores en el pabellón Mendizorroza.

El fondo de armario es tan inmenso que Laura Gil, otra fija de la selección española, hizo su trabajo a la perfección. El Lacturale ART Araski aguantó cuatro minutos, hasta el 8-11, mientras Diallo ponía ese punto físico en la zona hasta que las fuerzas le valieron ante pívots de talla internacional como Robinson o De Souza. Palabras mayores. Un parcial de 2-15 determinó ya la decimonovena victoria charra, con 10-26 al cierre del primer acto. Con la relajación propia de las visitantes y las ganas de las locales, el Araski encontró aro con más facilidad de la mano de una motivada Marta Tudanca, que se marchó con 15 puntos. Los 20 de diferencia lucían en el marcador de Mendizorroza (15-35), con cerca de 500 personas que sí apreciaron la visita del líder.

El mérito para las vitorianas fue evadirse de la gran diferencia entre ambas escuadras y salvar sus pequeñas batallas dentro de una guerra ya perdida. Y puede darse por satisfecha Made Urieta del trabajo defensivo de sus pupilas, que sí entendieron la zona 1-3-1, que sincronizaron mejor las ayudas, que candaron mejor su rebote con hasta tres jugadoras lanzadas a cada rechace. Provocar que las salmantinas superaran los 24 segundos en ataque es ya una buena labor y así lo mostró una plantilla que no se cansó de felicitarse con cada acierto. Y así, entre un Perfumerías Avenida menos acertado y con dos velocidades menos y un Araski pleno de ilusión y ganas de agradar, los triples de Tudanca, el trabajo incansable de Forster y un buen trato de balón ofensivo propiciaron un parcial de 12-0 que acortó la diferencia a solo diez (27-37). Ante la ausencia de Silva, Agirre dirigió a las suyas, esta vez con acierto y, sobre todo, entrega defensiva. El Araski ganaba el tercer cuarto (16-15) por puro deseo.

Estreno de Ainara Camino

Y siguió creciendo desde atrás, aunque ya el acierto no le acompañó. Las pérdidas fueron en aumento con un total de 23 y la diferencia en el rebote se disparó a los 17. Con las fuerzas justas, la joven Ainara Camino, jugadora del filial, disfrutó de sus minutos de premio. El partido tuvo el colofón que las visitantes quisieron, sin apretar demasiado, con Elonu como referente ofensiva, con 17 puntos, pero marcando una diferencia de 23, de las que no hacen demasiada herida.

Con lo positivo interiorizado, las alavesas deben poner en práctica su mejor baloncesto el domingo en Gernika, donde sí tienen la obligación de librar una batalla de las de su liga, con la meta de rubricar matemáticamente la permanencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos