Baloncesto femenino

El Araski cae ante un Girona de otra dimensión

Forster no tuvo su mejor día frente al potente Girona. /Hugo Madariaga
Forster no tuvo su mejor día frente al potente Girona. / Hugo Madariaga

Las catalanas capturaron 29 rebotes más que las vitorianas, que solo hallaron soluciones ofensivas en Tudanca, autora de 17 puntos

OLGA JIMÉNEZ

No hubo partido en Fontajau. Al subcampeón de Liga y Copa, y cuartofinalista en la Eurocup, le bastaron diez minutos para dejar clara su jerarquía ante un Araski que intentó trabajar desde sus variantes defensivas, pero sin acierto ofensivo salvo los 17 puntos de Marta Tudanca y algunos detalles interesantes de Umi Diallo. Con tan poco es imposible pensar siquiera en competir.

La diferencia de 29 rebotes a favor de las locales define la diferencia de potencial entre ambas plantillas, con un fondo de armario descomunal en la gerundense, donde las suplentes sumaron 42 puntos, con Traore como máxima anotadora (anotó 21). Esto es ‘la otra liga’, debieron de pensar las vitorianas, que, tras el repaso del primer cuarto (24-10), dieron por concluido el choque. Y no por no querer, sino más bien por no poder. Impotencia en cada error bajo canasta, castigado por contraataques, velocidad o canastas con tiro adicional. Y así durante los 40 minutos, como un martillo, golpe tras golpe hasta despedazar al rival.

87 Girona

Colhado (14), Evans (6), Mendi (9), Martínez (6), Romeo (10) -quinteto inicial-, Buch (5), Traore (21), Conde (12), Alminaite (4), Roig.

50 Araski

Diallo (7), Silva (6), Tudanca (17), Van Den Adel (2), Forster (4) -quinteto inicial- ,Molinuevo, Etxarri (4), Aldalur (6), Agirre (2), Pardo, García (2).

Parciales
24-10, 22-13 (46-23), 25-11 (71-34), 16-16 (87-50).
Arbitros
Paula Lema y Martí Chiva.

Así juega este año el Spar Citylift Girona, mejorado como equipo y con más físico gracias a la presencia de la brasileña Colhado en el juego interior y a la exquisitez en la dirección de la ex WNBA Nuria Martínez. En el Araski solo los triples de Tudanca daban respuesta, mientras la diferencia iba aumentando hasta doblar el marcador al descanso (46-23). Con la escuadra vitoriana rota, el partido siguió por los mismos derroteros: pérdidas, imprecisiones, fragilidad en el rebote (52 para Girona, por 23 para Araski), y pobres porcentajes de tiro, con solo un 30% en el bando visitante por un 46% en las locales.

Brecha de 41 puntos

Made Urieta seguía rotando una y mil veces su banquillo, buscando un quinteto algo más físico y concentrado que pudiera encontrar algo de claridad y sacar orgullo. La venezolana Roselis Silva volvió a tener un mal día, lo mismo que Van Den Adel y la propia Forster. Las tres se marcharon con valoración negativa, además de las vitorianas Molinuevo y Pardo. La diferencia se fue ampliando hasta los 41 puntos (77-36), en pleno apogeo de María Conde, que quiso reivindicar su enorme talento en un equipo donde los minutos que reparte Eric Suris están caros. Otros dos triples de Tudanca maquillaron un marcador rotundo y doloroso. Una cornada en Fontajau que, pese a ser esperada, vuelve a hacer daño a un equipo alavés que sigue sin encontrarse.

Por otra parte, la Liga Dia sufrirá un parón debido a una nueva ventana FIBA. La próxima cita para Lacturale ART Araski será el sábado 18 en Mendizorroza ante el Star Center- Uni Ferrol, cuarto clasificado con doce victorias. Las vitorianas pueden certificar la salvación matemática si vencen a las gallegas, un objetivo al alcance y prioritario para el club.

Hasta cinco jugadoras del equipo alavés acabaron el partido con valoración negativa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos