El Araski se anota su segundo derbi

Forster obstaculiza una acción de Weaver en el partido de ayer. /Jose María López
Forster obstaculiza una acción de Weaver en el partido de ayer. / Jose María López

Las vitorianas remontan al IDKGipuzkoa una desventaja de 10 puntos gracias a su gran defensa y a la inspiración de Roselis Silva

OLGA JIMÉNEZ

Hay equipos incómodos, imprevisibles, y después está el Lacturale ART Araski. Son muchas las virtudes del conjunto de Made Urieta que, en la enésima demostración de un profundo conocimiento del rival y de su banquillo, supo administrar, medir e incluso ser fiel al guión. Una hoja de ruta preparada en una semana donde el silencio no expresa las dificultades en forma de gripes o lesiones, caso de Izaskun García que ayer quiso exponer su maltrecho tobillo, todo por ayudar. Ese es el sentimiento que une y fortalece a este equipo, la colaboración y solidaridad.

El reparto de roles que se asume entre todas, y donde los minutos no te dan galones, sino oportunidades que ellas saben aprovechar. Sin estrellas que deslumbran, sino con faros que iluminan el camino, como Roselis Silva, máxima anotadora con 14 puntos; la muñeca de seda de Van den Adel, la inspiración de Agirre, el esfuerzo en el rebote de Forster, la raza de Etxarri o la pelea de Pardo. Todo por sumar un nuevo triunfo en el segundo derbi vasco, lo que certifica la adecuada progresión del equipo y los vaticinios de Urieta. Si antes del parón por la ventana FIBA quedaban seis finales, ahora quedan cuatro. El Araski camina firme hacia el primer objetivo callado pero deseado, que no es otro que la Copa de la Reina.

El Gasca se preparó para un derbi siempre intenso, con presencia de una marea verde que volvió a dejarse toda su energía en apoyar a las suyas. Ese impulso fue importante en los primeros compases, con un mejor inicio de las alavesas quienes, con un 2-7 de inicio gracias al acierto de Van Den Adel, obligaron a un tiempo muerto de Azu Muguruza. Fue el punto de inflexión para la desconexión de las de Urieta y el acierto de las guipuzcoanas, con la americana Weaver en vena. En esa progresión imparable de las locales, que llegaron a sumar una renta de 10 puntos (23-13), llegó la aparatosa lesión de Julene Olabarria en su rodilla como nuevo momento clave del duelo.

Impresionadas por el golpe, las locales se fueron del choque, mientras que las vitorianas se agarraban de nuevo a él, con más garra que buen juego, con Silva como punta de lanza de contraataques y velocidad en ofensivas cortas. La venezolana se convirtió en revulsivo con 8 puntos consecutivos y pesadilla de un IDK Gipuzkoa preso del descontrol traducido en 22 pérdidas. Tras un parcial 0-12, el Araski lograba dar la vuelta al choque para irse por delante al descanso(25-29).

El crecimiento de las visitantes dio otro paso importante desde su defensa, bien en presión alta, bien en zona, que fue un martirio para las locales. Van Den Adel volvía a enseñar su elegante muñeca para, con dos triples, abrir una jugosa ventaja de diez puntos (31-41).

Entre esas idas y venidas con alternancias en el marcador, Lara González tiró de orgullo para acortar distancias, pero el plan B personificado en la segunda unidad del Araski con Pardo, García, Tudanca, Etxarri y Agirre, apretó y batalló reivindicándose con su trabajo. La escolta vitoriana volvió a explotar desde el acierto triple hasta reventar a sus rivales y deleitar con otra lección de saber estar en el campo.

Intento tardío

Con 46-57, a menos de cuatro minutos para cerrar el encuentro, era cuestión de manejar esos once puntos, como preciados tesoros. Aun con imprecisiones y precipitación en sus últimos ataques, los rebotes ofensivos de Forster fueron oxígeno para equilibrar los errores y no permitir la remontada guipuzcoana. Las de Muguruza lo intentaron con dos triples consecutivos, pero algo tardíos, de Iparagirre.

Sin embargo, el Gasca volvió a rendirse a un Araski que exprime al máximo sus virtudes de equipo hasta descomponer a sus rivales. En el mejor momento anímico y deportivo de la temporada, la Copa se vislumbra en el camino, tras la segunda victoria consecutiva y el segundo derbi vasco ya en el bolsillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos