«Vimos que no tenía mucho sentido continuar tras más de 20 años juntos»

Iñaki Ortiz, Iker Uriarte, Iosu Izagirre, Aitor Aguirre, Unai Lobo, David Gaviña y Mikel Sanz forman Betagarri.
Iñaki Ortiz, Iker Uriarte, Iosu Izagirre, Aitor Aguirre, Unai Lobo, David Gaviña y Mikel Sanz forman Betagarri.

La banda vitoriana Betagarri anuncia su despedida en el próximo festival Hatortxu Rock después de dos años en barbecho

JORGE BARBÓ

Sus temas trompeteros están cosidos, a puntadas de sudor y kalimotxo, a la memoria festiva de toda una generación. No hay verbena, farra o guateque que se precie de todos cuantos se prenden en el solar vasco que no derrame en el transcurso de la noche alguna de sus canciones, de ese ‘Euri tanta bakoitzean’ a su celebérrima versión charanguera, agitada por el ska, de ‘La chica del batzoki’. Tras más de dos décadas juntos, la banda vitoriana Betagarri ha decidido apearse de una carrera que, no obstante, ya llevaba un par de años en barbecho. «En este tiempo hemos intentado volver a poner la máquina en marcha, pero vimos que no tenía mucho sentido continuar tras más de 20 años juntos», explica Unai Lobo, trompeta del escuadrón euskaldun desde su formación, en 1993.

El bolo que el combo alavés ofrecerá el 28 de julio en el festival Hatortxu Rock de la localidad navarra de Lakuntza pondrá punto y final a la carrera de Betagarri. «Llevábamos prácticamente dos años sin hacer nada, fue entonces cuando vimos la necesidad de parar», reconoció ayer a este diario Unai Lobo, poco después de que la banda diera a conocer un escueto comunicado en el que agradecía a sus fans «por estar tantos años con nosotros».

Sin retorno

«En un primer momento nos lo tomamos como una parada técnica, pero viendo la situación y las perspectivas, hace unos meses que llegamos a la conclusión de que el parón tenía que ser definitivo», confirma el trompetista, que adelanta que la banda se despedirá sin rastro de pompa, en un bolo «que ya teníamos programado y no quisimos cancelar». Será, por tanto, una actuación -al alimón con los catalanes Obrint Pas- sin lugar para la nostalgia. «Es que será un concierto más», insiste Lobo, que descarta que la formación haya sido víctima de la falta de actividad en los últimos tiempos. «La decisión no tiene nada que ver con la capacidad del grupo para tocar más o menos», abunda, al tiempo que deja entrever cierto desgaste en el seno de la formación. «Hay muy pocos grupos que aguanten tantos años. Yo mismo, en mi vida, no he tenido un proyecto tan largo como éste», ilustra el músico.

Todo apunta a que la decisión de disolver Betagarri es firme e irrevocable y el trompetista se atreve a dar un sonoro portazo a la posibilidad de emprender una gira de despedida. «No creemos, incluso odiamos, esas giras que algunos hacen para aprovechar el tirón e intentar alargar lo inevitable», destaca Lobo, convencido de que «todo lo que teníamos que hacer como grupo, ya lo hemos hecho».

Fotos

Vídeos