La tremenda bronca de Carlos Lozano en 'Sábado Deluxe'

Carlos Lozano/
Carlos Lozano

El presentador se enfrentó en directo a su expareja, Miriam Saavedra, a la que llamó «sinvergüenza» y acusó de haberle traicionado en varias ocasiones

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

La polémica acompaña últimamente a Carlos Lozano, que llevaba tres meses sin acudir a un plató. Su vuelta resucitó viejos fantasmas y generó una tremenda bronca en directo con su antigua novia, Miriam Saavedra. El presentador se sentaba en 'Sábado Deluxe' para explicar las declaraciones de la joven que no le dejaban en muy buen lugar. Tras las oportunas reflexiones, la peruana decidía bajar al portal de su casa, donde le aguardaba una reportera del programa, y responder en directo a su ex. Y con ella llegó el escándalo. Bastante alterada y atacando desde el primer momento, la muchacha sacó de sus casillas al comunicador cuando le amenazó con contar cosas sobre él.

«Mientes a la gente, pero a mí no me engañas más», sentenció Lozano muy cabreado, tras admitir que seguía enamorado de ella, aunque sus seres queridos habían intentado abrirle los ojos. «Me das pena porque no sabes admitir que lo has hecho mal y me has traicionado», argumentaba el también actor y modelo, soportando los constantes ataques de su última pareja, a la que que acabó acusando de «estar en la televisión porque hablas mierdas de mi». La batalla no había hecho más que comenzar y el showman quiso entonces advertir a la chica, aconsejándole que si aún le quiere, deje los platós y vuelva con él. Pero Miriam, lejos de claudicar en su estrategia, siguió hostigándole logrando que el presentador perdiera los nervios. «Una persona digna no hace lo que tú has hecho. El ansía de querer salir en la televisión te ha llevado a la locura», denunció bastante alterado. A la recriminación, la interpelada contestó recordándole que él estaba sentado en ese espacio «ganando dinero con esto». Y la denuncia enervó aún más al entrevistado: «Estoy aquí para defenderme de una miserable como tú, sinvergüenza», exclamó con rabia. «Te quise dar la universidad, ayudarte en tus estudios… Te lo he dado todo y me lo pagas así. Si hasta tu madre me llama para que te pare, pero ya es imposible», trató de hacer reflexionar Lozano. Pero la guerra ya era más que evidente y no tenía solución.

«Yo veo aquí a un hombre herido y decepcionado que habla desde el dolor», afirmó María Patiño intentando poner un poco de cordura en el combate. «Es posible que haya actuado de una manera bastante impulsiva y lo reconozco –dijo la aspirante a actriz desde el portal de su casa-, pero si él quiere humillarme en público que lo haga». Y la sentencia caló hondo en el comunicador que no se cortó al señalarle: «Hay que tener principios en la vida. Ser pobres, pero honrados. Eso a ti no te lo han explicado todavía.

Yo jamás he traicionado a nadie por dinero, y he sido más pobre que tú. No tengo nada más que hablar contigo», zanjó, no sin antes añadir que, para colmo, «me he quedado sin trabajo por tu culpa», en referencia a su marcha como colaborador de 'Sálvame'. «No vayas por ahí, Carlos, porque tú sabes que puedo ser muy mala si quiero», desafió ella con muy mala leche. Y el gallo soliviantó especialmente a la conductora del formato: «¿Qué insinuas? Delante de mi nadie va a manchar la dignidad de un compañero con insinuaciones. Si tienes algo que decir, dilo», exigió Patiño enojada.

«Yo no estoy ensuciando la imagen de nadie», se defendió Saavedra. Y la publicidad salvó el desastre. La presentadora dio paso a los anuncios, y se le escuchó decir un tanto descompuesta: «Vamos a tranquilizarnos que estoy sudando». Y el intermedio pasó y la bronca siguió, aunque ya poco rato porque Lozano parece que había asimilado la situación y acabó diciendo: «Hoy por fin he abierto los ojos. Que te vaya bien en la vida, bonita». ¿Qué se apuestan a que el cuento sigue en la versión diaria del formato?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos