torrente spain

Los diseñadores, Palomo Spain, Alejandro G. Palomo, María Escoté y Lorenzo Caprile, miembros del jurado de 'Maestros de la Costura', posan junto a la presentadora Raquel Sánchez Silva./EFE
Los diseñadores, Palomo Spain, Alejandro G. Palomo, María Escoté y Lorenzo Caprile, miembros del jurado de 'Maestros de la Costura', posan junto a la presentadora Raquel Sánchez Silva. / EFE
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Veo a Torrente por todos lados. En ‘La forma del agua’, de Guillermo del Toro, cuando la maravillosa Octavia Spencer llama al malo Don Meo con los Brazos en Jarras. Ese tipo que, como el cochambroso personaje de Santiago Segura, se lava las manos antes de hacer pipí, no después. Ese tipo que con los dedos hace algo que también hacen en ‘Shameless’. Y veo a Torrente, todo el mundo lo vio, en el traje que Palomo Spain llevaba con todo su cuajo en la última entrega de ‘Maestros de la costura’. Bueno, eso de todo el mundo… porque volvió ‘La Voz Kids’ (madre mía, los brazos de Orozco, tiene sitio para tatuarse el tapiz de Bayeux), volvió ‘La Voz Kids’, digo, y pegó un meneo al programa de La 1. Un 24,% de cuota de pantalla y 3.091.000 de espectadores frente al 14,3% y 2.067.000 espectadores.

Sacar 10 puntos a ‘Maestros de la costura’ tampoco es tan extraño. Estamos ante uno de los grandes formatos de Telecinco (guste o no se pueda soportar, sobre todo con esos niños vehementes) frente a una rareza. Porque aunque ‘Maestros de la costura’ copie el formato, la estructura y el ritmo de ‘MasterChef’, está mucho más cerca del mundo tróspido que tan bien ha explotado Cuatro desde ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’. Lo más importante del programa de La 1 son sus especímenes. Ese casting demencial. No me creo que de miles de aspirantes a concursar, los aprendices que vemos ahí sean los mejores en lo de coser. ¡Ese Eduardo!

Por otro lado, el tiempo que tienen para hacer una camisa es absurdo. Seguro que las niñas sumangali de la India que cosen la moda barata americana tienen más tiempo. Los aprendices deben cortar, componer y coser a la velocidad de los ratones de ‘La Cenicienta’, siendo algunos más inútiles que yo cuando me pusieron un 0 en el ejercicio de ojal. Vale, siguen el ritmo de ‘MasterChef’, pero ¿cómo va a ser lo mismo hacer una camisa que un suflé? Ahora se han sacado de la manga el comodín del imperdible dorado, que cada aprendiz podrá utilizar una sola vez durante todo el concurso. Y todo bajo la atenta mirada y la voz pausada de Torrente Spain.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos