'Juego de tronos': siete reinos y un museo

Los trajes de la Guardia Real, Jamie y Cersei Lannister y de la Montaña, alrededor del Trono de Hierro. /EFE
Los trajes de la Guardia Real, Jamie y Cersei Lannister y de la Montaña, alrededor del Trono de Hierro. / EFE

Barcelona acoge desde hoy una exposición itinerante sobre la serie de HBO. Ya han vendido 20.000 entradas y no quedan para el fin de semana

FERNANDO MIÑANA

Los fanáticos de los siete reinos y las grandes casas de Poniente encontrarán a partir de este sábado un vivero que alimente su fascinación por 'Juego de tronos'. No arderá el fuego valyrio, pero casi. Barcelona acoge una enorme exposición sobre la serie más aclamada en los últimos tiempos. Más de mil metros cuadrados de superficie con todo tipo de fetiches para los seguidores de los Starks, los Lannister, los Targaryen...

A los pies de Montjuïc, frente al mar y dentro de las Atarazanas Reales, el Museu Marítim abre sus puertas hoy para ofrecer una exposición consagrada a todos aquellos que han devorado los libros de George R. R. Martin y, más numerosos aún, los devotos de la serie de HBO, que ya ha lanzado siete temporadas y aborda el rodaje de una octava. Bajo un título en inglés -'Game of Thrones: The Touring Exhibition'-, la muestra estará abierta al público, de martes a domingo, desde el 28 de octubre hasta el 7 de enero. Diez semanas que se prevén intensas en vista de la demanda inicial.

La exposición

Fechas.
La exposición estará en el Museu Marítim de Barcelona del 28 de octubre al 7 de enero.
Precios.
De martes a viernes, 15,50 euros para adultos y 10 para niños (de 3 a 14 años). Los fines de semana, 18,50 (adultos) y 12 euros (niños).
¿Qué ver?
La muestra ofrece mil metros cuadrados con decorados y vestuario de la serie. Con espacios interactivos.

«Ya no quedan entradas para el fin de semana», se relame Rafael Giménez, el director de la promotora barcelonesa Sold Out, una de las patas de esta exposición junto a la productora GES y HBO Global Licesing, la responsable de convertir en serie el ingenio literario de George R. R. Martin, el escritor incapaz de seguir el ritmo productivo de la cadena televisiva.

Más información

Meterse en el Marítim será, según Giménez, «como sumergirse en el universo de 'Juego de tronos'». Allí dentro el visitante podrá verse rodeado de los paisajes invernales del Norte, pasear por la senda arbolada del Camino Real y hasta otear Desembarco del Rey. O la ciudad de Meereen y los cuarteles de los guerreros Inmaculados, la guardia de Daenerys Targaryen. También podrá hacerse una idea de lo que debe ser visitar el Castillo Negro, uno de los bastiones de la Guardia de la Noche. Y hasta pisar la pieza central del salón del Trono de Hierro, uno de los iconos de la saga.

Por toda Europa

Hay material suficiente para recrearse. «La visita dura una hora e incluso hora y media para los más aficionados a la serie», advierte Rafael Giménez. De ahí que la venta de papel vaya a una velocidad digna de dragones. Los organizadores ya han dispensado más de 20.000 entradas, un ritmo que permite augurar unas navidades en el Museu tórridas como la mismísima región de Dorne. «Eso esperamos, la verdad. El arranque así nos hace pensar», explica el director de Sold Out, que no es un forofo de la serie pero que reconoce mostrar más interés por 'Juego de Tronos' como «fenómeno social».

La mano de oro de Jamie Lannister, una fan esgrimiendo una de las espadas de acero valyrio y el busto de un Caminante Blanco. / EFE

HBO ha nutrido la exposición con el material de sus rodajes. Vestidos, armaduras, decorados... Atrezo suficiente para dejar fluir la imaginación. «Te podrás hacer un 'selfie' como si estuvieras dentro de la serie. El montaje reproduce fielmente algunos de los lugares emblemáticos y por momentos parece que estás en medio de una escena».

Después de Barcelona, cuando, en teoría, se desaloje el museo el 7 de enero, la exposición irá a otras ciudades que aún no se han desvelado. La Ciudad Condal es el punto de partida. «HBO ha elegido muchas localizaciones en España y eso hace que sea un lugar especial para ellos, además de contar con un gran número de seguidores de la serie. Y Barcelona es una ciudad ideal por ser tan cosmopolita. HBO aún no ha informado de cuáles serán los siguientes destinos de esta exposición, pero me consta que ya han firmado contratos con varias ciudades europeas», adelanta Giménez.

Objetos icónicos

La serie mantiene varios vínculos con España después de que HBO eligiera para sus rodajes localizaciones como Osuna, Peñíscola, Girona, Almería, Zafra, Las Bárdenas navarras, Canet de Mar, Córdoba... Lugares de peregrinación para los devotos de la serie.

La calavera de una dragón, una mesa con el mapa de Westeros y los peones de las casas y una máscara de los Hijos de la Arpía. / EFE

Y ahora Barcelona y esta exposición, donde los curiosos podrán ver desde la mano de Jaime Lannister hasta los huevos de dragón. Pero también hacerse una foto frente al Muro de hielo e incluso toparse con un caminante blanco. No falta el icónico Trono de Hierro; Aguja, la espada de Arya Stark; la Arakh de Khal Drogo; el ciervo de juguete de Shireen Baratheon tallado por sir Davos, y vestidos y armaduras de muchos de los personajes principales de esta interminable lucha de familias para hacerse con el poder en Poniente.

La exposición será un oasis para los seguidores de 'Juego de Tronos' un mes después de que acabara la séptima temporada y a la espera de la octava y última entrega. Por no hablar de las novelas de George R. R. Martin, que lleva desde 2012, cuando publicó 'Fuego de dragones', sin proporcionar nuevos tomos a sus lectores. El sexto libro de la saga, 'Vientos de invierno', podría salir en 2018 y el séptimo y último, 'Sueño de primavera', ni se sabe. Aunque mejor no achucharle. El autor ya ha bromeado con que piensa cargarse a un personaje de la familia Stark cada vez que alguien le meta prisa...

Fotos

Vídeos