puigdemont y Reyes

Joaquín Reyes, caracterizado como Carles Puigdemont./
Joaquín Reyes, caracterizado como Carles Puigdemont.
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Es oficial: vivimos en El Mundo Today. Como si de ‘Black Mirror’ se tratase nos hemos quedado atrapados dentro de la popular web satírica. Y a ver quién nos saca ahora de allí. Sólo así se entiende que ayer seis policías nacionales se presentasen durante la grabación de un sketch de Joaquín Reyes para ‘El Intermedio’. Resulta que el humorista se había caracterizado como Puigdemont para uno de los gags de su sección ‘Zanguangos’ y estaba tan conseguido que un vecino de la zona (de Torrejón de Ardoz, para ser concretos) dudó sobre si era o no el mismísimo expresident de la Generalitat Catalana. Creyendo en su deber ciudadano, y supongo que excitado ante el hecho de pasar a la historia como la persona que ayudó a atrapar a Puigdemont, avisó a las fuerzas del orden con el fin de que acudiesen raudos y veloces a darle captura.

A los pocos minutos, acudieron seis agentes de la Policía Nacional en busca de Puigdemont. No uno ni dos. Seis, que se dice pronto. También me imagino a estos cómo estarían pensando en que iban a detener al político catalán del que más se ha hablado en los últimos años. ¡Y la cara que se les quedaría al llegar y cerciorarse de que no era él, sino un imitador! ¿Qué se hace en esa situación? ¿Se le pide un autógrafo a Joaquín Reyes? ¿Se toman un selfi? ¿Se quedan de público para ver cómo discurre el sketch? Qué chanante todo.

Según contaron en Vertele ayer los propios agentes y el equipo se tomaron con humor el malentendido y la grabación continúo sin problemas. Faltaría más.

Al final lo que prueba esto es el clima de enajenación en el que vivimos y cómo la realidad se lo pone muy, muy complicado a la ficción para destacar. Antes las series y las películas podían sorprendernos. Ahora se quedan cortas.

Y lo que también demuestra este incidente (que merece pasar a la historia, sin duda) es lo bueno que es Joaquín Reyes -hiciese lo que hiciese en los Goya, se lo hemos perdonado ya-, y su indiscutible capacidad para transformarse en quien quiera. Estoy deseando ver el resultado final en ‘El intermedio’. Ojalá incluyan también el making off.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos