Penélope manda «a dormir al salón» a Javier Bardem

Bardem con Pablo Motos en un momento del programa./Antena 3
Bardem con Pablo Motos en un momento del programa. / Antena 3

El actor acudió a 'El Hormiguero' donde alabó la actuación de su mujer en 'Loving Pablo', película en la que ella hace «un viaje emocional muy duro»

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

El viernes se estrena 'Loving Pablo', un biopic sobre Pablo Escobar firmado por Fernando León de Aranoa y protagonizado por Penélope Cruz y Javier Bardem. Éste último era el invitado de Pablo Motos en 'El Hormiguero' y desveló que su fascinación por el narcotraficante «comenzó en 1999 cuando me ofrecieron interpretarlo en la película ‘Blow’, en la que también estaba Penélope». Al actor no le convencía el personaje, «pero a partir de ahí comenzó a interesarme porque es una especie de Vito Corleone latino», definió.

«Imagino que él (Escobar) buscaba el respeto, algo que no logró nunca, a pesar de poner a un país de rodillas», reflexionó el protagonista de 'No es país para viejos', que también hizo chanzas de su peinado en la cinta de los hermanos Cohen que le valió el Oscar. «Me paró varias veces la Policía fronteriza por llevar ese pelo», reconocía guasón. Y sobre el por qué frecuenta los roles de malvado, Bardem admitió que se los ofrecen «por la cara ésta que tengo» . Ser el villano de la función es más divertido, «porque te das licencia para hacer y decir cosas que nunca harías en la vida real», reveló. Aunque a veces encarnar al malo tiene consecuencias. En 'Loving Pablo' hay una secuencia muy dura que transcurre en una iglesia y enfrenta cara a cara a las dos estrellas. «Lo que suceda hoy en el set no tiene nada que ver conmigo», advirtió Bardem a su esposa antes de iniciar la acción. Una escena importante porque el mal se reconoce de cerca. «Todos saben que Escobar es un asesino y un traficante, pero cuando ves cómo trata a la mujer que tiene al lado es cuando descubres al monstruo«, razonó el cómico. «¿Y qué te dijo Penélope cuando acabásteis?», preguntó curioso Motos. «Ella no quería verme más. Me dijo que me quitara el bigote, que me afeitara y que me fuera a dormir al salón», bromeó el reconocido actor, dejando claro la valía de su mujer y su gran trabajo: «El viaje más ‘heavy’ lo hizo ella, es un viaje emocional muy duro».

En una charla blanca en la que vimos a un Bardem más relajado y a gusto que nunca, el presentador quiso saber si el desnudo trasero que muestra en el filme era suyo o había trampa. «Ese culo es un buen culo –apuntó el artista- pero no es mío sino de un doble». Y la historia no acaba ahí, porque luego contó que el especialista acudió al rodaje a pesar de que el día anterior se había quemado su casa, «así que le dimos toda la ropa de Pablo Escobar porque no tenía nada», explicó Javier, que acaba de regresar de la Antártida, donde ha estado apoyando la campaña para hacer de aquella la zona protegida más grande del planeta. Y aprovechó para animar a la gente a participar en la recogida de firmas, «para parar la pesca industrial que está haciendo que agonice esa parte del mundo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos