Paco Lobatón: «Estoy preparado para el relevo»

«En primera fila deben estar personas que conecten con las nuevas generaciones», explica./TVE
«En primera fila deben estar personas que conecten con las nuevas generaciones», explica. / TVE

En su regreso veinte años después a TVE para dirigir 'Desaparecidos', que presenta Silvia Intxaurrondo, el periodista y su equipo ya han logrado resolver su primer caso. «Nunca hay que perder la esperanza», dice

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En su regreso a TVE 20 años después de '¿Quién sabe dónde?', esta vez como director de 'Desaparecidos' (mañana, 22.40 horas), Paco Lobatón (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1951) y su nuevo equipo, que encabeza la presentadora Silvia Intxaurrondo, solo tardó media hora en dar con el paradero de una persona desaparecida, un médico madrileño de 54 años buscado desde el pasado 20 de diciembre. Todo gracias a la llamada de una ciudadana anónima y al empeño de Lobatón, que había insistido a la cadena pública en recuperar este tipo de formatos. «Hasta la Reina Sofía me preguntaba que cuándo íbamos a volver».

- ¿Usted nunca pierde la esperanza?

- Hace poco hubo un hallazgo de una mandíbula en un pantano en Palencia. Si el tema de los desaparecidos no estuviera presente en los medios, la persona que se lo encontró no hubiera vinculado esos huesos con Virginia Ferrero o Manuela Torres, desaparecidas en Aguilar de Campoo hace 25 años. Esta es la respuesta, nunca hay que perder la esperanza; siempre cabe la posibilidad de encontrar indicios que permitan volver a tirar del hilo.

- Sin embargo, ahora da el relevo en TVE.

- Todo lo que he aprendido en televisión lo he transferido a este nuevo equipo y a Silvia (Intxaurrondo). Estoy preparado para el relevo, sin pretender ser rimbombante. Tampoco es un tema de edad. No me considero inhabilitado físicamente (risas), es un tema de la relación con la audiencia, de tener en primera fila a personas que conecten con nuevas generaciones.

- ¿Había llamado muchas veces a la puerta de TVE?

- Debería haber llevado un diario llamado 'Toc, toc' porque han sido muchísimas, al menos diez, siempre en Televisión Española. Hasta la reina Sofía me preguntó cuándo iba a volver en una recepción oficial.

- Después del estreno, ¿superarán la cifra del 70% de casos resueltos?

- El éxito en aquellos años tuvo que ver con las audiencias que hacíamos, a veces superiores al 50% de 'share'. Ahora es casi imposible repetir esos datos, lo que no quiere decir que no tengamos un índice alto de resolución. En 2007, como productor, preparé para Antena 3 un programa llamado 'Los más buscados', un matinal con cien emisiones en las que resolvimos 64 casos. La televisión sigue siendo una plataforma fantástica.

- ¿Hasta el punto de resolver lo que la Policía no puede?

- En muchos aspectos diría rotundamente que sí, porque el planteamiento de un programa como este se basa en ciudadanos que ayudan a ciudadanos. La población española, todavía hoy, está más dispuesta a acercarse a nosotros que a meterse en una comisaría, porque piensan que va a ser un lío.

- ¿Tienen línea directa con ellos?

- ¿Con la Policía? Mantenemos una 'línea caliente' permanente con uno de sus responsables en este área. La facilidad que tenemos ahora es que podemos enviarles información a través de varios canales, como WhatsApp o email.

- ¿Qué casos recuerda de su anterior etapa en TVE?

- Los más dolorosos son los que no se llegaron a resolver. Recuerdo muchos, como el de Cristina Bergua, de Cornellá, que desapareció el 9 de marzo de 1997. Era un domingo y el programa se emitía los lunes, montamos hasta una operación para la búsqueda. El pasado verano visité a sus padres, los tengo siempre presentes porque es terrible.

«No es oficio para cínicos»

- Aquel programa marcó el resto de su carrera.

- Totalmente. Este no es un oficio para cínicos, y si conoces una realidad que trae tanto sufrimiento consigo y no haces nada, eres un cínico.

- ¿Se ha sentido desaprovechado en televisión los últimos años?

- Nunca me he dejado de considerar válido, y luego en el compromiso con esta causa desde que puse en marcha la fundación, en 2015. Lo hice, en parte, como respuesta a que tantos casos no tuvieran hueco en televisión.

- ¿Está a favor de la prisión permanente revisable?

- Este movimiento se está haciendo muy visible ahora, sobre todo con la implicación de la familia de Diana Quer. Pero, por mi implicación en estos temas, prefiero no pronunciarme. Sobre todo porque está sujeto a una enorme confrontación política y debería resolverse de otra manera. Hay muchas soluciones intermedias. A la familia Quer le he tratado de transmitir que sería interesante sacar de la confrontación ese tema tan sensible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos