unos oscar reivindicativos

unos oscar reivindicativos
Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Este domingo (madrugada del lunes en España), la gala de los Oscar volverá a demostrar el sentido innato del espectáculo de los estadounidenses. Nada puede salir mal en una ceremonia que el año pasado reunió ante la pantalla solo en su país a 39 millones de espectadores, la cifra de audiencia más baja de los últimos nueve años. Y si algo sale mal, se aprovecha, como en el error histórico con el que acabó la que se esperaba la noche apotéosica de ‘La La Land’, que al final vio cómo ‘Moonlight’ le arrebataba la estatuilla a mejor película tras anunciarse previamente por error que el Oscar era suyo. La culpa la tuvo el sobre que entregaron a Faye Dunaway y Warren Beatty. La habilidad del realizador televisivo para seguir con las cámaras la tarjeta con el nombre correcto demuestra la rapidez de reflejos de un ‘show’ que lleva noventa años perfeccionándose.

En los Oscar, los chistes del presentador (este año repite Jimmy Kimmel) podrán tener más o menos gracia, pero siempre entran en el momento justo. Al contrario que en los Goyas, nunca hay claros en el patio de butacas (cuando un invitado se levanta, un figurante ocupa su butaca). Los números musicales parecen salidos de un espectáculo de Broadway, las expresiones de los nominados cuando pierden están ensayadas mil veces y el recordatorio de los miembros de la industria que han muerto en el último año pone la piel de gallina.

‘La forma del agua’, de Guillermo del Toro, tiene todos los boletos para salir victoriosa en unos premios que también depararán la gloria a Gary Oldman, metamorfoseado en Winston Churchill en ‘El instante más oscuro’, y Frances McDormand, vengativa madre coraje en ‘Tres anuncios en las afueras’. El movimiento feminista #MeToo volverá a marcar los discursos reivindicativos, aunque, a diferencia de los Globos de Oro, esta vez no hay directrices para que las actrices vistan de negro. Antes de entregarse un solo Oscar ya hay buenas noticias en pos de la igualdad: Rachel Morrison, la primera directora de fotografía nominada, y Greta Gerwig, que puede hacerse con la estatuilla de mejor directora, apartado donde solo ha ganado una mujer: Kathryn Bigelow.

Oscars 2018

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos