Lo nuevo de cuatro

Nuria Roca./Instagram
Nuria Roca. / Instagram
MIKEL LABASTIDA

Cuatro anda como animal sin cabeza desde hace tiempo. Sobre todo por las tardes, donde sus audiencias son paupérrimas. Cuando acierta en su parrilla es casi por casualidad y la mayoría de proyectos le pasan sin pena ni gloria. ¿Quiere dar importancia a la información, al humor, a los ‘dating’, a las entrevistas en sofás? Quién sabe. Se esperaba, por ejemplo, con expectación el regreso de Dani y Flo, pero luego la pareja de cómicos no ha podido hacer frente al ‘Zapeando’ de La Sexta, que sí ha sabido encontrar su lugar en la sobremesa. Mañana la cadena de Mediaset estrena proyecto, que enlaza con la línea de ‘First Dates’, ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ o los granjeros, algunas de las marcas más potentes de la emisora. Ahora trata de solteros -‘singles’, que por lo visto es más moderno- que acuden a conocer a otras personas. Parece más de lo mismo, pero habrá que comprobar qué vuelta de tuerca le dan. Y si aguanta bien en el horario propuesto.

Al frente han situado a Nuria Roca, que regresa a la tele después de su abrupta salida de TV3. A esta presentadora hay que reconocerle la capacidad para reponerse. Empalma un espacio con otro. Y lo curioso es que casi ninguno le ha funcionado últimamente. La vimos recientemente en ‘El millonario’ de La Sexta, no consiguió buenas cifras y apenas aguantó unas semanas. O en ‘Fantástic Duo’, donde probó suerte con aspirantes a cantantes, estrellas fulgurantes y un jurado sin mucho sentido. Tampoco convenció en TVE.

Ahora vuelve a casa. O eso dice ella, porque es en Cuatro donde ha desarrollado gran parte de su carrera con espacios de todo tipo. Ahora es otra Cuatro, eso sí. Bastante más desnortada. Tiene ante sí, la presentadora, un reto complicadísimo, hacer que el público se acuerde de que existe la cadena roja. Y que quiera pasar unas horas con ella, que le resulte atractiva. Más allá de si este nuevo producto consigue datos aceptables, la emisora ha de empezar el nuevo año planteándose hacia dónde quiere ir y en lo que se quiere convertir. Tal vez así consiga diseñar una programación atractiva, estable y coherente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos