La niña invidente que hizo llorar a los jueces de 'La Voz Kids'

Laura se metió a los jueces en el bolsillo./
Laura se metió a los jueces en el bolsillo.

La pequeña de 11 años no pasó a la final pero se ganó el corazón de todos los jueces

ELCORREO.COM

Este lunes tuvo lugar el último asalto de las batallas en 'La Voz Kids'. Los coaches se vieron en la complicada tarea de elegir, junto a sus artistas asesores, a los mejores aspirantes. Como viene siendo habitual, los críos se repartieron en ocho tríos musicales interprentando la misma canción. Una vez finalizada la actuación, los coaches tenían que elegir con quién de los tres se quedaban.

Sin embargo, Rosario, Melendi y Antonio Orozco, acompañados respectivamente por Vanesa Martín, Rosana y Pablo López se las vieron y desearon para tomar una decisión. En total solamente ocho de los aspirantes que cantaron este lunes podían pasar a la siguiente fase.

Entre los aspirantes más esperados de la noche se encontraba Iván, el primo del exganador David Barrull, que fue capaz de llegar al corazón de los espectadores cantando junto a Rocío y José Manuel, según informa ABC. El tema que escogieron fue 'Para que tú no llores', de Antonio Carmona, con el que consiguieron que se derramase alguna que otra lágrima en plató. Pese al enorme talento del pequeño, finalmente fue Rocío la escogida por Rosario para pasar a la final.

Como Laura, la niña invidente de 11 años que conquistó en su momento y que volvió a hacerlo con su versión de 'Burbujas de amor' de Juan Luis Guerra cantada junto a Antonio y Ramón. Laura es almeriense e invidente de nacimiento. Para todos sus objetivos, esta niña tiene un lema: «Si tardo más, pues tardo más y si no sale a la primera, saldrá a la segunda o a la tercera».

La actuación fue una de las más emotivas de la noche. Pablo López tuvo que agachar la cabeza para secarse las lágrimas y Melendi se pasó toda la actuación con los ojos llorosos. «Me he emocionado mucho», confesó el asturiano, «ha sido una actuación impresionante». A Rosario le costó mucho decidirse, aunque finalmente se decantó por Ramón. Eso sí, Laura emocionó a los espectadores y a los coaches con su sensibilidad: «Hay que creer en la magia porque si no no tienes gracia cantando», explicó la niña, «la música es un lenguaje universal que a todo el mundo le llega al alma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos