Los modistas atacan de nuevo

El jurado de ‘Maestros de la costura’/Promocional
El jurado de ‘Maestros de la costura’ / Promocional
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

Los modistas de TVE se enfrentan hoy a su prueba de fuego. Que ajusten sus dedales y sus acericos (ellos les llaman alfileteros), que esta noche deberán demostrar si han gustado a la audiencia o no. Porque lo de la semana pasada, cuando llegaron a la sala de costuras y consiguieron liderar frente a la competencia, no cuenta. Venían propulsados por la novedad y les quedaba todavía el arrastre dejado los lunes por ‘Operación Triunfo’. De lo que más se habló en el estreno fue de Lorenzo Caprile, al que ya muchos comparan con el Risto Mejide de tiempos pasados (el de ahora es más blando y ya no mete tanta caña). Mal asunto. Cuando el juez es más célebre que el participante, es que el ‘casting’ no destaca lo que debería. Solo hay que ver lo que pasa con ‘Got Talent’: conocemos a los que juzgan, pero no recordamos a ninguno de los que han pasado por el escenario.

En ‘MasterChef’ ocurre un poco lo mismo. El verdadero protagonista es el tribunal formado por Samantha, Jordi y Pepe. Los cocineros, lo mismo que llegan, se van. ¿Quién se acuerda del que ganó la primera o la segunda edición? En ‘OT’ no ha sucedido algo similar. Mira que tenían en el jurado a alguien tan mediático como Mónica Naranjo y que ella soltaba frases lapidarias. Y que Joe Pérez-Orive intentó convertirse en el malvado. Pero tampoco funcionó. Los verdaderos protagonistas han sido los participantes. A eso debería aspirar cualquier ‘talent’.

En ‘Maestros de la costura’ hay un fervor religioso llamativo. Es de lo más llamativo entre los concursantes, que se dedican a coser y rezar. También hay ganas de llamar la atención. Más de uno se decantó por hacer espectáculo en lugar de demostrar su valía con el patronaje. Eso tiene mal final. En este tipo de espacios funcionan mejor las historias de largo recorrido, las de superación, las de cambios sorprendentes. Los aspirantes que lo dan todo el primer día se apagan rápidamente. Esperemos que los responsables del nuevo programa de TVE hayan tenido en cuenta eso. Como maestra de ceremonias, Sánchez Silva estuvo a la altura. Ahora sólo falta que el barco que dirige llegue a buen puerto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos