Lolita: «Me gusta trabajar con mi hija»

Lolita trabaja con Elena Furiase./
Lolita trabaja con Elena Furiase.

Lolita y Elena Furiase se incorporan a la serie de TVE'Centro Médico' para dar vida a una enfermera y una doctora que «no se llevan muy bien»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Como buena madre, Lolita (Madrid, 1958) saca las uñas cuando tiene que defender a su hija, Elena Furiase (Madrid, 1988). Pero ahora está obligada, por guion, a disimularlo en la pequeña pantalla porque las dos van a interpretar a personajes «que no se llevan muy bien», como reconocen. Ambas se incorporan esta tarde a 'Centro Médico', la docuficción sanitaria que produce Zebra para TVE y que se emite de lunes a viernes (a partir de las 18.15 horas). Lo hacen metidas en la piel de dos profesionales de la medicina, una enfermera y un médico respectivamente. La serie de la cadena pública ha querido celebrar sus 900 capítulos con este doble fichaje mediático, que «se trata de una casualidad porque pensamos en las dos por separado», como insisten desde la cadena pública.

La relación que han forjado es tan curiosa que en el camerino congenian a la perfección, pero en los pasillos de la clínica, con las cámaras rodando, «nos echamos miradas asesinas», reconoce Elena Furiase. Sin embargo, no es la primera vez que comparten set de rodaje; en 2007 precisamente fueron madre e hija en 'El Internado' (Antena 3) y también en 'El libro de las aguas' y 'Luz de soledad'.

«A veces me cuesta porque yo fumo y a ella le molesta el humo… ¡No dentro de la clínica eh! Pero me gusta trabajar con ella, la conozco mucho y es un placer, aunque tampoco vamos a tener muchas secuencias juntas. De vez en cuando le compro mandarinas», adelanta Lolita. «Si ya los compañeros se convierten en tu familia porque pasas mucho tiempo grabando con ellos, el trabajar con tu madre es como estar en casa, muy divertido. Rodamos nuestro primer cruce por los pasillos hace diez minutos y pensé que me iba a entrar la risa», añade Furiase.

El motivo del conflicto es el carácter de la joven doctora Eva Soria, que acude a la clínica a hacer el MIR, y a la que pone rostro esta última. «Es una mujer muy exigente y que adora su trabajo pero le cuesta empatizar con los pacientes», explica la actriz.

Mientras que Lolita encarnará a Manuela, una veterana «enfermera gitana» con 25 años de experiencia en el sector y que se las sabe todas. «Es un papel para reivindicar los estereotipos que hay sobre los gitanos y para que la gente vea que hay muchos que se ganan la vida honradamente y que también pueden estudiar, trabajar y sacar una familia adelante», asegura ella.

Improvisación

En estos diez días que llevan grabando 'Centro Médico', ambas se han tenido que adaptar a los peculiares guiones de la serie. Cada vez que un actor recibe su texto en este solo se trazan las líneas generales del caso sanitario que les toca abordar y algunas indicaciones, el resto de diálogos se improvisa. «Hay guiones pero todas las secuencias son improvisadas. Eso te hace estar muy alerta, no sabes por dónde te va a salir tu compañero, así que tienes que dominar al dedillo la jerga médica. Cuando salga de esta serie no seré médico, pero estaré cerca», confiesa Elena Furiase, que está embarazada de su primer hijo, tal y como se conoció en una filtración a la prensa que no sentó bien a los Flores.

«Donde grabamos (la Clínica Nuevo Parque de Madrid, cerrada en 2009) nacieron 50.000 niños en su día. Espero que no nazca otro ahora», bromea Lolita, restando tensión a la noticia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos