Los juguetes rotos de la tele

Los personajes de ‘Colegas’ «tienen mucha verdad», dice Manuel Feijóo./R. C.
Los personajes de ‘Colegas’ «tienen mucha verdad», dice Manuel Feijóo. / R. C.

TVE rescata el espíritu de las series de instituto noventeras con ‘Colegas’, que se pregunta ¿qué fue de sus actores? «Este es el único oficio que te descarta si tienes experiencia»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Sus rostros forraban las carpetas de los adolescentes de los 90 y principios de los 2000. Eran las estrellas televisivas de la época, protagonistas de series como ‘Compañeros’, ‘Física o química’ o ‘Al salir de clase’, una fiebre de ficciones de instituto que pasó de moda a comienzos de siglo y que dejó a muchos de sus protagonistas en el olvido. Ahora TVE ha vuelto a reunir a toda una generación de actores en la serie ‘Colegas’, producida por IZEN y que emite un nuevo capítulo cada martes, a partir de las 21.00 horas, a través de su plataforma digital Playz (actualmente hay dos episodios disponibles bajo demanda de un total de seis). En ella, Manuel Feijóo, Julián González, Lara de Miguel, Fernando Gil y Marta Solaz, entre otros, se interpretan a sí mismos.

Por eso en la mayoría de las escenas habrá una fina línea que separe la ficción de la realidad, con un tono que varía entre el humor, la nostalgia y cierto drama.‘Colegas’ narra las peripecias de un grupo de actores que triunfaron hace veinte años en una serie de televisión, cuyas trayectorias han seguido caminos muy diferentes: unos consiguieron el éxito, mientras que otros cayeron en el ostracismo. Dos décadas después, Manu (Manuel Feijóo) vive completamente alejado de la televisión, pero tiene un plan para volver a la fama: reunir a sus excompañeros para hacer un reencuentro. Así, emprenderá un viaje junto a Julián (Julián González) con la misión de encontrarles y convencerlos.

«TVE se empezó a plantear que no tenía ninguna serie de nostalgia noventera en su parrilla y que era algo que estaba funcionando muy bien. Además, queríamos responder a esa gran pregunta: ¿qué pasó con los protagonistas de esas series? Esas personas que un día fueron portada de la ‘Superpop’ y de los que ya no se sabe nada, porque parece que si no sales en la tele ya no existes», explica a este periódico Feijóo, que protagonizó ‘Compañeros’ entre 1998 y 2002. Durante todo este tiempo ha estado alejado de la pequeña pantalla dedicándose a la magia, «que llevo en la sangre» (es nieto del payaso Miliki), y trabajando como guionista.

- Y por eso pensaron en usted…

- (Risas) Sí, eso mismo les respondí yo cuando me lo propusieron. Lo mejor es tomárselo con humor, aunque ‘Colegas’ tiene un poso de madurez muy bonito. Todos los que hemos participado en esta serie llevamos un mínimo de veinte años metidos en este negocio y lo hemos pasado bien, pero también mal. Todo aquel al que le hemos pedido participar, aunque algunos de los protagonistas han llegado a triunfar, se han apuntado, porque tiene mucha verdad.

- ¿Se consideran unos juguetes rotos?

- Es una metáfora, pero la realidad es que este oficio juega contigo. Se dan paradojas como que los directores de ‘casting’ te digan: ‘Es que tú ya estás descubierto’. Eso le pasó a un compañero de ‘Al salir de clase’, un gran profesional. Creo que este es el único oficio en el que los responsables te dicen que ya no puedes trabajar porque tienes experiencias. No es que seamos juguetes rotos, pero Julián González, por ejemplo, hacía diez años que no se ponía delante de una cámara y está para comérselo. Cogió el guion y lo clavó a la primera. Y como él, otros muchos.

Un productor con DJ

Para construir la trama de la serie han querido huir de la documentación exhaustiva de aquella época y se han fijado en las anécdotas. Por ejemplo, cuando los protagonistas, en el segundo episodio, van a vender su serie a un famoso productor, que está más pendiente de hacer ‘realities’ e incluso tiene la vanidad de contar con un DJ personal en su oficina que pincha música a su gusto. «Eso es real. Existe un productor en este país que lo tiene, y cuando vas a hablar con él te pregunta qué tipo de música quieres que te pinche. Lo que no voy a decir es su nombre (risas). Esta serie está llena de cosas reales que la gente no se va a creer», apunta.

- ¿Por qué ya no hay series de instituto?

- Es una cuestión de tendencias, no solo en España, también a nivel mundial. Ahora mismo ya no son tendencia las series de trama, sino de personajes. Estamos en un momento en el que no se producen series dirigidas para el ‘target’ juvenil, pero eso no es excusa para no hacer ‘Colegas’.

La paradoja de esta serie es que intenta recuperar ese espíritu juvenil de los 90 pero en un formato nativo del siglo XXI, el digital. Una estrategia que, de tener éxito, podría hacerles repetir el pelotazo que dieron Javier Calvo y Javier Ambrossi, creadores de la webserie ‘Paquita Salas’, que también se emitía en una plataforma de internet, la de Atresmedia, y acabó dando el salto a Netflix en su segunda temporada. «Sí, soñamos, ¿por qué no? Aunque estamos muy a gusto en Playz. De momento, la serie está diseñada con un final abierto, deja cabos sueltos para que pueda tener una continuación. Pero habrá que preguntarle a la cadena… O al público», reconoce Feijóo, que está de vuelta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos