Concursos televisivos: del 'A jugar' al 'Pasapalabra'

Paz Herrera, una de las concursantes míticas de 'Pasapalabra'./
Paz Herrera, una de las concursantes míticas de 'Pasapalabra'.

Desde 1991 se han programado 230.000 emisiones de este tipo de espacios. El más visto sigue siendo la final del primer 'OT', con casi trece millones de espectadores, y el premio más jugoso, el de 'Boom' (A3): 2,3 millones de euros

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

«Y hasta aquí puedo leer...». Casi nueve millones de personas (8.953.000 y el 58% de 'share') se reunían de media en 1991 en torno a la televisión para escuchar a Jordi Estadella decir esa frase con la que él, y antes Mayra Gómez Kent, apuntillaban las preguntas de 'Un, dos, tres' (TVE). Tanta popularidad llegó a ganar la coletilla que, en su funeral en 2010, se repartieron unas tarjetitas similares a las del programa con dicha cita como epitafio. Esa era la audiencia que movían los concursos más exitosos en la década de los 90. Pero hoy en día, reunir a tantas solo lo consiguen el fútbol o los grandes acontecimientos. El ejemplo lo puso el pasado lunes el regreso a la cadena pública de 'Operación Triunfo', dieciséis años y un día después de su estreno. Pese al gran interés generado, congregó a 2.558.000 seguidores, el 19% de la cuota de pantalla, un dato que le sirvió al formato para liderar el 'prime time' pero con el que hubieran pasado desapercibidos en aquella época.

Desde 1991, año en que Kantar Media comenzó a medir las audiencias por la llegada de las cadenas privadas, se han programado con mayor o menor fortuna más de 230.000 emisiones de concursos, una cifra mareante que supone 24 concursos al día.

Entre ellos programas que han quedado en la retina del público como 'Lluvia de estrellas', que presentó Bertín Osborne en Antena 3 entre 1995 y 2001, y que a día de hoy sigue siendo la emisión más vista de su género en la cadena de Atresmedia (6.186.000 espectadores y el 41,3% de 'share'). '¿Qué apostamos?', que se mantuvo durante ocho años en TVE con Ramón García y Ana García Obregón como maestros de ceremonia, y una cuota de pantalla del 41,2% con 6 millones de espectadores de media. O el propio 'Operación Triunfo', cuya primera final, que ganó Rosa, reunió en 2002 a 12.873.000 espectadores y el 68% de la cuota de pantalla. No ha sido superada aún por ningún otro concurso.

Los concursos, y su extensión al 'talent show', siguen vivos, pero su audiencia no es ya la de antes

Arriba, Rosa, en el primer ‘OT’, que presentaba Carlos Lozano en 2001. Abajo a la derecha, los ganadores de ‘Boom’, que se llevaron 2,3 millones de euros. A la izquierda, Estadella con Miriam Díaz-Aroca y Chicho Ibáñez Serrador, de ‘1,2,3’.

El género sigue vivo en la parrilla televisiva gracias, en parte, a la llegada de los 'talent shows', sin embargo las audiencias no tienen comparación. En 2015 la emisión más vista del año en este género la protagonizó la final de 'La Voz Kids' en Telecinco, con 5.574.000 y 30%. Al año siguiente ese honor le correspondió a 'MasterChef' (3.789.000 y 28,4%), y en lo que llevamos de 2017, el ganador sigue siendo la emisión de 'La Voz Kids: Audiciones a ciegas' correspondiente al pasado 10 de marzo (3.944.000 y 24,3%). Todas ellas en 'prime time', cuando en 1998 programas vespertinos como 'Waku waku' (TVE) o 'Alta Tensión' (Antena 3) superaban holgadamente los 4 millones de espectadores.

Más premios, menos 'share'

Esta tendencia a la baja, con una mayor competencia debido a una parrilla formada por 122 canales en abierto (privados y autonómicos), se contrarresta con los elevados premios que se entregan en los concursos. El más alto de la historia de nuestra televisión lo ganó en junio del año pasado el equipo formado por Javi, Héctor, Rubén y Alfredo en el programa 'Boom' de Antena 3, y ascendió a 2.326.500 euros. Una cantidad astronómica para Jordi Estadella, que se hubiera conformado con dar un apartamento en Torrevieja y 10.000 pesetas. Y hasta aquí podemos leer.

Fotos

Vídeos