7x01 'Juego de Tronos': así se prepara una guerra con dragones

Khaleesi, en un momento del nuevo capítulo.
Khaleesi, en un momento del nuevo capítulo. / HBO

La ansiada séptima temporada de la saga épica de HBO regresa en medio de la calma que precede a la batalla… y presumiendo de Euskadi

EIDER BURGOS

Los Stark llevaban siglos anunciándolo y siendo tomados por agoreros. Tristemente, Poniente está a punto de darles la razón: el invierno que se acercaba ya ha llegado. Aunque por el momento, el ambiente es solo un poco tibio. La ansiada séptima temporada de ‘Juego de Tronos’ ha vuelto a la pequeña pantalla. La serie más aclamada del momento volvió al fin, la madrugada del domingo al lunes, después de más de un año de espera y más tarde de lo habitual por necesidades del rodaje, que tuvo que esperar al crudo invierno para retratar la terrible ventisca que se avecina y de la que ya hemos podido apreciar parte.

La saga épica de la HBO, sin embargo, ha regresado con calma. Esa que precede justo antes de una gran batalla. Una vuelta a modo de recapitulación con unas cuantas sorpresas, pero sin acelerar los tiempos -que de por sí se presentan turbulentos- reafirmando el papel de la mujer fuerte y finalmente presumiendo de Euskadi. Por el momento, la tormenta de nieve se queda en galerna. En cierta forma, es una lección sobre cómo preparar una guerra con dragones.

¡CUIDADO! A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS

03.00 horas de la madrugada del domingo al lunes. La hora programada para que diese comienzo la batalla: la lucha definitiva por los Siete Reinos y la confluencia de una montón de líneas argumentales que de una vez por todas se fundirían en una gran trama. Lo cierto es que los primeros minutos del nuevo capítulo cumplieron con lo esperado: con una Arya Stark brillantemente letal y vengativa, impartiendo por fin justicia al trágico episodio de la Boda Roja, uno de los más traumatizantes de la saga. La revancha de la loba se convirtió así en una de las pocas ocasiones en las que la serie ha inclinado la balanza a favor del espectador. También en la primera reafirmación a lo largo de 56 minutos de episodio -una de tantas- en la que las mujeres demostraron su poderosa posición en primera línea, un matiz que ha acabado por ser rasgo definitorio de la serie. Arya serviría más tarde para introducir al cantante Ed Sheeran, uno de los principales invitados en esta entrega y que aquí interpreta a un soldado de los Lannister. Era inevitable que en su primera toma apareciese cantando.

Aunque la séptima temporada arrancó en quinta marcha, pronto deceleró al ritmo de un capítulo esencialmente recopilatorio, pero con puntos interesantes que le hicieron cumplir con lo necesario: un repaso de las posiciones actuales de los personajes principales a lo largo y ancho del complicado mapa reforzado con dosis de la fuerte Arya, la desquiciada Cersei y el inicio de la transformación de Sansa hacia una versión más oscura de sí misma.

'Juego de Tronos' en Euskadi

Es lo que los fans denominan como ‘Dark Sansa’, más dura y astuta, una que ya no sueña con príncipes sino con ejecutarlos. Por el momento, ha empezado desacreditando a su hermano en público, el bastardo que ha sido nombrado Rey en el Norte tras una batalla que habría acabado derrota de no ser por ella. Sansa lo sabe, y pide que se la reconozca: por su acción y por sus conocimientos, adquiridos tras años rodeada de estrategas sin escrúpulos que han abusado de ella y la han utilizado como moneda de cambio. La primera, Cersei Lannister, a la que ve como el principal enemigo más allá de los Caminantes Blancos, la obsesión de su hermano y a los que nadie ha visto aún. Los Stark han conseguido reunir a sus vasallos, pero la familia sigue hecha añicos.

Cersei es, de hecho, ahora más peligrosa que nunca. No tiene nada que perder, tras la muerte de sus hijos y el suicidio de uno de ellos, Tommen, del que no se admite responsable (aunque sabe que lo es). Devorada por la ambición, ya no busca preservar el honor de su familia -de la que solo quedan ella y su hermano Jaime-, sino el poder para sí misma, mientras aún sea «carne y sangre». Ella, la supuesta reina de los Siete Reinos de los que en realidad solo controla cuatro, sin un solo aliado a excepción de su gemelo y amante… por el momento. «¿Me tienes miedo?», le pregunta a Jaime. “¿Debería?”, le contesta él, quien ya ha conocido la locura de un rey; uno al que, de hecho, tuvo que matar por su locura.

En este pozo de demencia y dolor que es Desembarco del Rey entra ahora en juego el traicionero Euron Greyjoy, tío de Yara y Theon y usurpador del trono de las Islas del Hierro. Los sobrinos han ofrecido sus barcos a Daenerys para recuperar el reino; Euron ofrece los suyos a Cersei… a cambio de su mano. El recién nombrado rey por el Dios Ahogado promete hacerse valer para la nueva reina leona, a la que no se agasaja con flores y dulces, sino con sangre y victorias. Habrá que ver de qué manera consigue sus regalos.

Lo que sí fue un presente para el público vasco fue saciar su sed de serie bebiendo por los ojos las aguas del Cantábrico bañando Rocadragón. Uno de los momentos más visuales del estreno con el ansiado desembarco de la Khaleesi en Poniente, en el hogar de los Targaryen y lugar en el que nació. La ermita de San Juan de Gaztelugatxe se vistió anoche de imponente fortaleza armada de inmensos muros y portones junto a la playa de Itzurun, en Zumaia. El retoque digital ha permitido unir los sets vizcaíno y guipuzcoano en uno solo y dejar apenas del San Juan original la serpenteante escalera custodiada por enormes dragones de piedra. A los ‘de verdad’, los de fuego y escamas, los vimos llegar volando entre espectaculares tomas del flysch y la costa vasca.

Será aquí donde, a la vista del rodaje llevado a cabo en octubre del año pasado, se encontrarán Jon y Daenerys. Puede que cuando el Rey en el Norte acuda en busca de esa montaña de viriadragón que ha hallado el bueno de Sam en Antigua. Por el momento, la Madre de Dragones deambula por los abandonados pasillos donde conocimos a Stannis Baratheon temporadas atrás. Al final del episodio, da con ese mapa de Poniente en forma de mesa que el venado utilizó como control de mando en la batalla por el Trono de Hierro. La Khaleesi observa seria el pétreo continente, ese mundo que ella y otros tantos reclaman bajo su apellido, se gira a Tyrion Lannister, su Mano. «¿Comenzamos?». Esto ha sido solo la calma que precede a la batalla.

Nuevo récord de audiencia en EEUU

El estreno de la séptima temporada de 'Juego de tronos' registró un nuevo récord de audiencia para la cadena HBO, con 10,1 millones de espectadores en EEUU, un 27% más con respecto al debut de la sexta temporada en abril del año pasado.

En total, el capítulo reunió en la madrugada del domingo al lunes a 16,1 millones de espectadores si se tienen en cuenta las reproducciones por Internet. Además, el estreno de la séptima temporada fue el capítulo con mayor actividad en Twitter de la historia, con 2,4 millones de mensajes publicados durante la emisión del capítulo. La aparición del cantante Ed Sheeran se llevó gran parte del protagonismo, con un 7% de los tuits dirigidos a sus escenas.

La anterior marca se situaba en los 8,9 millones de seguidores que siguieron 'Vientos de invierno', el capítulo final de la sexta temporada. Si se cuentan las emisiones originales, las grabadas, las repeticiones, las emisiones bajo demanda y las emisiones por Internet a través de HBO Go y HBO Now, la cuenta sube hasta los más de 23 millones de espectadores.

Fotos

Vídeos