«A mí siempre me gusta decir que Chanquete sigue vivo»

«A mí siempre me gusta decir que Chanquete sigue vivo»
TVE

Los míticos 'Tito' y 'Piraña', Miguel Joven y Miguel Ángel Valero, recordaron su paso por 'Verano azul' en el programa de Cárdenas

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

¿Saben que la serie española más recordada estaba pensada para que la protagonizara un solo niño? ¿O que sus actores silbaban otra melodía mientras iban en la bicicletas durante la famosa sintonía? Estas y otras anécdotas desvelaron en 'Hora Punta' Miguel Jóven y Miguel Ángel Valero, los famosos 'Tito' y 'Piraña' de 'Verano azul'. Javier Cárdenas invitó a su programa a la pareja, que abandonó la farándula hace décadas y ahora se dedican a otros menesteres. Jóven es guía turístico en Nerja y Valero es ingeniero telemático y profesor. Pero a pesar de su retirada del mundo artístico ambos reconocieron que, 37 años después, siguen reconociéndolos por la calle. «No me extraña porque cada capítulo lo veían 20 millones de espectadores», comentaba el presentador, que desveló que Miguel Jóven no fue la primera opción de Mercero para encarnar al ‘benjamín’ de aquella cuadrilla. «Mi padre trabajaba en un chiringuito de Nerja y el elenco ya vino completo, pero el niño que traían para que interpretara a ‘Tito’ no daba el rendimiento que querían y decidieron cambiarlo», explicaba el actor. Y como el director de la ficción solía acudir a aquel bar, el padre, ni corto ni perezoso, le pidió que le hiciera una prueba al pequeño, de tan solo seis años. Mercero accedió y el chaval se tuvo que aprender el guión porque no sabía leer. «Mi padre me lo recitó y yo lo memorizaba», rememoraba el intérprete, que reconoció que así estuvieron cada noche durante los 16 meses que duró el rodaje de la serie.

La escena que más les costó rodar al dúo fue la de la muerte de Chanquete. «No estábamos acostumbrados a grabar algo así y fue complicado», admitía ‘Piraña’ que confesaba nostálgico lo mucho que les ayudó todo el equipo “«reando un clima de duelo». La pandilla ha seguido en contacto a través de los años, «y a mí siempre me gusta decir que Antonio Ferrandis (Chanquete) sigue vivo», expresó el ahora maestro. Después de año y medio de grabación, la despedida no fue tan dura como parece porque cuando finalizó el rodaje en Nerja, «aún quedaban varias secuencias que teníamos que grabar en Madrid, y dos meses después volvimos a encontrarnos allí», desvelaban.

La velada dio para sacar al descubierto más de un secreto. Una de las escenas más recordadas de ‘Verano azul’ es su introducción, con todos los protagonistas andando en bicicleta. Pero resulta que la canción que silbaban en esos momentos no era la que sonaba en la sintonía, ya que Carmelo Bernaola no había acabado de componerla. «Nos dijeros que silbásemos algo y luego lo montaron», revelaron. Lo que fue dura es la grabación de la secuencia. «En aquellos tiempos no era fácil contratar un helicóptero y las tomas las hacían desde el aire», contaron. Y hubo que repetir varias veces bajo un calor sofocante. «Acabaron poniéndolos bolsas de hielo en la espalda, como en el Tour», bormeaban los dos artistas.

Muchas veces los guiones cambian y los protagonistas, también. La serie más repetida en TVE casi toma un camino radicalmente distinto. El escritor Miguel Herrero explicó que en un principio la historia estaba pensada para que contara el verano de un solo niño al que iba a encarnar Lolo Rico, el ‘niño prodigio’ de la época que protagonizó películas como ‘La guerra de papá’ o ‘Tobi’. La cosa se torció y decidieron darle una vuelta al asunto. Otro rostro conocido que también estuvo a punto de participar en el serial fue Jorge Sanz, «pero al final no pudo ser y acabó trabajando en ‘Conan’ junto a Schwarzenegger», aclararon ‘Tito’ y ‘Piraña’, que también rememoraron durante el programa su fugaz paso por la música con canciones como 'Comer, comer'.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos