Jordi Évole: «Yo habría huído igual que Anna Gabriel»

Jordi Évole, durante su entrevista en 'El Hormiguero'./Antena 3
Jordi Évole, durante su entrevista en 'El Hormiguero'. / Antena 3

El presentador de 'Salvados' acudió a 'El Hormiguero' y alabó las manifestaciones de los pensionistas, «ellos son los patriotas y no Marta Sánchez»

JOSEBA FIESTRAS

Llegó en un deportivo descapotable por ser del Club Platino, los que más veces han visitado ‘El Hormiguero’, pero poco duró la guasa. Jordi Évole traía un regalo para Pablo Motos: dos de los cuadros de la obra ‘Presos políticos’, de Santiago Sierra, que han sido retirados de Arco. «La imagen de la libertad de expresión en España está por los suelos, vemos un capítulo de ‘Cuéntame’ y es más moderno que la España actual del PP», denunció el periodista, para argumentar luego que él cree que todas estas prohibiciones (la obra de Arco, el libro ‘Fariñas’…) «son un síntoma de lo nerviosa que está la élite política por el conflicto catalán».

La letra que la cantante Marta Sánchez ha escrito para el himno de España también fue objeto de reflexiones. El de ‘Salvados’ se quejó de que en cuanto se dio a conocer el gesto de la artista, «Rajoy y Rivera perdieron el culo por poner un tuit alabándola», dijo. «Y hoy se han manifestado miles de pensionistas pidiendo una pensión digna y no he visto ningún mensaje en las redes de Rajoy o Rivera», contó. «Para mí estos son los patriotas y no Marta Sánchez haciendo la letra de un himno mientras tributa su dinero fuera de España», valoró.

Motos quiso saber también cómo fue su experiencia personal cuando el Rey Juan Carlos le colgó el teléfono en ‘Salvados’. «Necesitamos ver a los dirigentes del Estado en una entrevista que no sea complaciente. Se podrían lucir. Y no digo que nos la den a nosotros, a cualquiera. Eso sí que les acercaría a la ciudadanía y no esos vídeos caseros que hacen», expuso. En aquella entrevista a José María García hubo otro momento que también ha generado polémica, ese en el que el locutor habló de un empresario corrupto y Évole, tras varias pistas elocuentes, lo identificó como Villar Mir. Al día siguiente de la emisión, García fue llamado a declarar en la Audiencia Nacional como testigo y echó balones fuera. «Me encantó la prisa que se dio la Justicia. Yo diría que acerté (por Villar Mir), pero igual me estoy precipitando», ironizó el reportero.

Otro de los programas que ha levantado ampollas fue el dedicado a la industria cárnica. «Me he hecho un poquito más vegetariano después de grabarlo. La reacción que tuvieron fue sorprendente. Decían que habíamos rodado en una enfermería de cerdos. Y compraron páginas en la prensa para desacreditar al programa», explicó Évole ante la atenta mirada de Motos. «Lo curioso es que luego se desligaron de la granja en la que estuvimos. ¿No decían que era una enfermería? ¿En qué quedamos?», cuestionó. Y sobre la reacción de Fátima Báñez: «Fue la Ministra del lobby porque al día siguiente dijo exactamente lo que el colectivo quería», delató el conductor de ‘Salvados’.

Haciendo un repaso a los diez años de programa, Évole confesó que solo han tenido una amenaza, «la que nos envió una facción de la Falange porque tiramos un ramos de flores con la bandera republicana a la tumba de Franco y subimos al Valle de los Caídos a una pareja de falangistas gays para que bailaran un cha cha cha», reveló. Volviendo a la actualidad, el entrevistador le preguntó sobre la huída de Anna Gabriel a Suiza. «Yo habría hecho lo mismo, teniendo en cuenta cómo están actuando con lo de las prisiones provisionales», confesó Jordi, considerando más tarde que, según él, «hemos convertido al Procés en un ‘culebrón’, algo que les interesa (a los políticos) porque entretiene y así no prestamos atención a los problemas reales».

La charla finalizó con un deseo para el futuro de ‘Salvados’. «En los años que nos queden me gustaría que pudiésemos seguir haciéndolo sin miedo», deseó su autor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos