un imperio encima

un imperio encima
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

El 24 de noviembre de 1961, durante el estreno en el Liceo de ‘Atlántida’, obra póstuma de Manuel de Falla, una señora se acercó a Imperio Argentina. Esta había acudido al acto como el príncipe Juan Carlos, Dalí o Pemán. «¡Imperio Argentina! Mi hija decidió cantar cuando la vio a usted en ‘Nobleza baturra’». Era la madre de la grandísima Victoria de los Ángeles, que también estaba ese día, pero en el escenario, junto al barítono Raimundo Torres, el maestro Eduard Toldrá y la Orquesta municipal de Barcelona (era una versión de concierto).

El lunes, La 2 volvió a emitir dentro de ‘Imprescindibles’ ‘Imperio Argentina: luces y sombras de una vida’, el documental de Manuel Palacios y Marta Murcia. Las piezas que se emiten en ‘Imprescindibles’ son bastante irregulares. Pero esta es de las buenas. De las que tiran de gente que sabe de lo que habla. De la dimensión como estrella de Imperio Argentina, de la edad de oro del cine español durante la II República, de su paso por Berlín con Florián Rey para rodar en la UFA (a Hitler también le encantaba ‘Nobleza baturra’), del cine que hizo posteriormente. Con esa ‘Ama Rosa’ (1960) que inevitablemente te lleva al momentazo televisivo que fue ‘El semáforo’ y a Cañita Brava gritando «¡Amparo!».

Y para ilustrar sobre la artista ahí están (digo están porque pueden verlo cuando quieran en RTVE a la carta) Diego Galán, Antonio Giménez Rico, Mario Camus, Gerardo Vera o Javier Aguirre, que recordaba el rodaje de ‘El polizón de Ulises’ (1987). Iban en un carromato Aurora Bautista, Ana Mariscal e Imperio Argentina. El vehículo empezó a zozobrar y volcaron con Aurora Bautista debajo y nuestra protagonista arriba. «Yo me vi allí con un Imperio encima», contó Aurora Bautista con muy buen humor. Miguel Rellán también recordaba el rodaje de ‘Tata mía’ (1986). Asegura que era adusta y poco abrazable, pero que cuando tenía que entrar en escenas con él o con Carmen Maura donde primaba la emoción se entregaba. Emoción es lo que más hay en ‘OT’. Yo no tengo nada contra Amaia y los otros, pero un Imperio encima es otra cosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos