Gobiernos en la sombra

Gobiernos en la sombra
ÓSCAR BELLOT

Siempre hemos intuido su existencia. Escándalos como el de Cambridge Analytica nos han permitido vislumbrar algunos de sus entresijos, habitualmente oscuros porque esa es su razón de ser. Y con el aterrizaje esta semana en Fox de una adrenalítica serie que disecciona sus tejemanejes para controlar el mundo ya tenemos otra interesante aproximación desde el terreno de la ficción a su 'modus operandi'. Hablo de esos gobiernos en la sombra para los que Mike Lofgren, un antiguo funcionario del Congreso de Estados Unidos, acuñó el concepto de 'Deep State' o 'Estado Profundo'.

Así se titula precisamente el primer thriller articulado por la división europea y africana de la cadena cuya tanda inicial consta de ocho capítulos. Notable puesta en escena para una producción que es mucho más que otra serie de espías. Al igual que 'Homeland', la trama protagonizada por Mark Strong tiene como asidero una turbia realidad que da la sensación de que casi siempre supera a la ficción pero cuya aterradora complejidad sólo parecer ser comprendida por ésta.

Parte 'Deep State' de un planteamiento ya conocido, el del antiguo agente retirado que se ve obligado a regresar contra su voluntad a la profesión. La bucólica imagen de la campiña que sirve para presentar a Max, el viejo conocido del MI6 con un pasado ignoto para su nueva familia, deja pronto paso a una serie de acontecimientos diseminados por Irán, Líbano y Reino Unido que le fuerzan a retomar el oficio.

El desgarro moral a que se ve abocado Max enriquece una trama que se desarrolla en diferentes espacios temporales y que nos obliga a cuestionarnos sobre quiénes son los verdaderos urdidores de las decisiones que determinan el rumbo de las relaciones internacionales. Una compleja madeja de políticos, financieros y capitostes de las firmas tecnológicas a los que, bien nos lo recordaba hace unos días 'Documentos TV' con el documental 'Juego sucio', sobre la campaña que desembocó en la elección de Trump, no les importa cuantas normas tengan que transgredir con tal de seguir moviendo los hilos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos