Tertulianos: la gasolina de la televisión

Tertulia política en Antena 3./ R. C.
Tertulia política en Antena 3. / R. C.

Las cadenas se apoyan en los colaboradores para llenar de contenidos las horas que dedican a cubrir la actualidad política. Su salario ha bajado con la crisis y cobran entre 150 y 500 euros

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Desde las ocho de la mañana hasta la madrugada, la única franja televisiva en la que no hay algún tertuliano expresando su punto de vista es en la de los informativos de las 15.00 y 21.00 horas (14.00 y 20.00 en el caso de Cuatro y La Sexta). Tal despliegue de opinadores se ha visto fortalecido desde el pasado 1 de octubre a cuenta del asunto catalán, un tema que ha rellenado la parrilla y que les ha mantenido en sus puestos de plató incluso los fines de semana. Son la gasolina que mueve la televisión estos días, una forma sencilla y efectiva de apoyar coberturas maratonianas (como la del pasado sábado, cuando acabó el plazo dado por el Gobierno para iniciar la aplicación del artículo 155 de la Constitución). Y también relativamente barata: cobran unas cifras que oscilan entre 150 y 400 euros por programa.

Pese a que están de moda, este pago por colaboración ya no es lo que era antes de la crisis, cuando un tertuliano salía por la puerta de la cadena con un cheque de 600 euros por dos horas de trabajo (o 3.000 euros en el caso extremo de 'La Noria', Telecinco). Ahora, en TVE, en programas como 'La Noche en 24 Horas' o 'Los Desayunos', pagan una cuota fija de 150 euros brutos por colaboración, a los que hay que restar el IVA y el IRPF, que algunos facturan a través de sus propias sociedades. Una cifra que se ha rebajado en 100 euros en comparación con 2007.

En 2012, la cadena pública contó con un total de 113 tertulianos que iban visitando alternativamente sus platós, lo que supuso un gasto para el contribuyente de 438.263 euros. Al año siguiente, la cifra disminuyó: 387.607 euros por 94 opinadores, según los últimos datos oficiales hechos públicos por el presidente de la corporación, José Antonio Sánchez.

El despliegue de opinadores se ha visto fortalecido desde el pasado 1 de octubre

Las privadas también han bajado sus tarifas desde la crisis. Si en 2008 Cuatro pagaba hasta 350 euros por acudir a su matinal diario 'Las mañanas', ahora la cifra ha caído hasta los 250 euros. Igual que en 'Al Rojo Vivo', el programa que conduce Antonio García Ferreras en La Sexta. La cadena de Atresmedia premia a sus tertulianos con un extra si el programa es en 'prime time', como es el caso de 'La Sexta Noche', que se emite los sábados a partir de las 21.30 horas, y cuyo salario se llega a estirar hasta los 400 euros, dependiendo del invitado (aunque han llegado a pagar 600 euros).

Tarjetas regalo

Las 'reinas de la mañana', Ana Rosa Quintana ('El Programa de AR', Telecinco) y Susanna Griso ('Espejo Público', Antena 3), son las que mejor recompensan a los opinólogos de sus mesas políticas. Las tarifas de los tertulianos que acuden a sus platós se eleva hasta un máximo de 500 euros. Una gratificación que supera con creces las tarjetas regalo de supermercados con las que pagaba a estos colaboradores la extinta Intereconomía.

Los que no ven un duro por acudir a los platós son, como es obvio, los políticos. Son los únicos que suelen perder más que ganar en este tipo de programas, aunque los partidos han visto un filón en las tertulias y manifiestan su malestar a las cadenas cuando no son invitados.

Fotos

Vídeos