Eurovisión prepara su pólvora

Rosa López representó a España en Eurovisión en 2002, acompañada de Gisela, Geno, Chenoa, David Bisbal y David Bustamante./RTVE
Rosa López representó a España en Eurovisión en 2002, acompañada de Gisela, Geno, Chenoa, David Bisbal y David Bustamante. / RTVE

De festivales mediáticos como el de San Remo en Italia a procesos de selección internos, así eligen los 43 países participantes a sus candidatos en el certamen europeo de la canción

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

El 29 de enero se conocerá el nombre del abanderado de TVE en la final del próximo Festival de Eurovisión, que se celebrará el 12 de mayo en Lisboa. La cadena pública ha optado este año por elegir a su representante mediante una gala especial entre los cinco finalistas de ‘Operación Triunfo’, en vez de los procesos de selección externos de los últimos tiempos. Mientras tanto, los otros 42 países que participarán en el certamen -todos europeos menos Australia e Israel- ya empiezan a cargar su artillería musical para escoger la voz que intentará recoger el cetro de Salvador Sobral. El músico portugués, ganador en 2017 con ‘Amar pelos dois’ (‘Amar por los dos’), recibió el alta hospitalaria el pasado viernes después de serle trasplantado el corazón para corregir los problemas cardiacos que sufría.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del festival, no pone trabas para que cada cadena pública elija como más le plazca a su representante, aunque recomienda «encarecidamente la participación del público en la elección». TVE ha decidido hacerlo a través de un ‘talent show’, pero no es la fórmula habitual.

Normalmente se opta por una selección nacional televisada en la que solo decide el público. Es el caso del ‘Melodifestivalen’ de Suecia, que, con cuatro galas en directo desde varias ciudades del país, está considerado el más espectacular de todos los que se organizan en el continente. En la tierra de ABBA se toman en serio Eurovisión y sus seis victorias (solo la supera Irlanda, con siete) dan cuenta de lo importante que es saber elegir bien al candidato.

Más información

Otra modalidad habitual es el proceso interno, en el que el canal elige a su representante sin contar con la opinión de los espectadores, como hizo Finlandia el pasado 7 de noviembre con la cantante Saara Aalto. O una fórmula mixta, en la que se ponderan al 50% los votos de la audiencia con los de un jurado profesional. Es el modelo elegido por Francia, país que ha organizado un concurso especial para el evento con dos semifinales y una final (27 de enero), parecido al tradicional Festival de San Remo en Italia (del 6 al 10 de febrero), que se viene celebrando desde 1951 y cuyo ganador tendrá el billete asegurado a Lisboa.

Por supuesto, en todos los casos anteriores, la canción debe ser original. Los ‘triunfitos’ conocerán las suyas el martes que viene y dispondrán de tan solo una semana para prepararlas, como si de una gala normal del concurso se tratase. Todas han sido compuestas por músicos profesionales y, aunque todavía no se conocen sus nombres, hay algunos que han optado por ofrecerse públicamente, como la cantante jienense Zahara, que mostró interés por crear un tema para Amaia, gran favorita del público en esta edición. Pero esa decisión corresponderá en última instancia al claustro de profesores de la Academia de ‘OT’. «Os van a gustar, creo que están muy bien. Pero basta ya de hablar de eso, hay que preocuparse por la gala de esta noche», dijo ayer a los concursantes el profesor de canto Manu Guix, asediado por las constantes preguntas de sus alumnos.

Cuatro presentadoras

Una de las principales novedades en el Festival de Eurovisión de este año es que estará conducido por primera vez por cuatro mujeres. Filomena Cautela, presentadora de la televisión lusa con experiencia en la materia después de llevar el Festival de la Canción de Portugal; Sílvia Alberto, maestra de ceremonias de ‘Dança conmigo’, la versión portuguesa de ‘Operación Triunfo’; Catarina Furtado, actriz y embajadora de la ONU; y la intérprete Daniela Ruah, que dará el toque internacional, ya que es una de las protagonistas de la serie estadounidense ‘NCIS: Los Ángeles’. Lo que se mantiene intacto es el interés de los ‘eurofans’ por viajar a Lisboa. La primera tanda de entradas que salieron a la venta el pasado 2 de diciembre (cuyos precios oscilaban de los 42 de euros con visibilidad reducida hasta los 290) se agotaron en veinte minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos