Espectadores de Telecinco

Bertín Osborne, presentador de 'Mi casa es la tuya'./
Bertín Osborne, presentador de 'Mi casa es la tuya'.
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Hay que apiadarse de los espectadores de Telecinco porque la cadena que siguen se lo pone francamente difícil. O quizá lo que hay que hacer es felicitarla por contar con una audiencia tan benevolente, capaz de aguantarle y perdonarle sus continuos cambios de parrilla. Cada semana programan de manera diferente, es casi imposible saber qué emiten cada noche. Lo de fidelizar al público ni les va ni les viene. No va con ellos y si les va lo disimulan bien.

Los fieles de Bertín Osborne que se sienten hoy a ver sus habituales entrevistas se darán de bruces frente a la pantalla cuando se encuentren con Risto, Jorge Javier, Edurne y Eva Hache juzgando las actuaciones de artistas que buscan su minuto de éxito. ‘Got Talent’, que empezó un miércoles, que la semana pasada se emitió solamente los viernes, pasa a ofrecerse en la noche de los lunes. Se preguntará usted que a qué viene este vaivén. Y hace bien. Resulta que hoy TVE estrena su nuevo ‘talent-show’, ‘Maestros de la costura’, y la cadena de Mediaset quiere entorpecer su previsible buena acogida. Por ello ha orquestado el traslado. Tal vez el tiro le salga por la culata y una de las pocas apuestas que les funcionan por la noche se va al traste. Pero ellos están dispuestos a jugársela. Si hay que morir se muere, pero morir matando, eso sí.

A todo esto Bertín viaja ahora a la noche de los viernes, donde si no recuerdo mal nunca había estado ubicado. Ha probado suerte los lunes, los martes y los miércoles. Y según invitados y otros factores ha logrado resultados mejores o peores. Tendrá que medirse con los cantantes de ‘Tu cara me suena’. Esta misma semana llegará a la parrilla también la serie ‘La verdad’, que en principio parecía que iba a ser la sucesora de ‘El accidente’, pero al final se ha adelantado y viene para pelear por el mes de febrero, que va a ser disputado, con TVE en racha y Antena 3 sacando su munición más fuerte (como ‘Cuerpo de Élite’). Está bien pelear, pero es mejor medir las fuerzas. Entrar a la contienda sin valorar las posibilidades de éxito es peligroso. A veces es preferible perder batallas para ganar guerras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos