Deporte o ficción

Deporte o ficción
ÓSCAR BELLOT

Ver para creer. La televisión de pago, que siempre pivotó en torno al poder de atracción de los espectáculos deportivos a la hora de conquistar a buena parte de su clientela, proclama ahora que estaría dispuesta, aun a su pesar, a renunciar a la gallina de los huevos de oro que fue, es y seguirá siendo el fútbol. Inicialmente a la Liga de Campeones, cuyos derechos pertenecen a Mediapro y por los que la empresa de Jaume Roures comenzará a escuchar ofertas la próxima semana. Pero la situación podría hacerse extensible muy pronto a los de la Liga. Telefónica y Vodafone han puesto el grito en el cielo por la escalada de los precios mientras Orange ha sido más cauta, adelantando que si alguno de sus competidores entra al trapo, no le quedará más remedio que hacer un esfuerzo para no quedar en desventaja. El aficionado, una vez más, está a expensas de lo que no es sino una partida de póquer.

El pulso es una reedición del librado a finales de 2015 y principios de 2016, con la posible pero poco probable entrada en escena de nuevos actores como Netflix o Amazon. Duelo que durante aquella fase de grupos de la máxima competición continental tuvo como perdedores a los consumidores, hasta que Movistar aceptó pasar por caja. Una resolución que probablemente no distará demasiado de la que veremos dentro de unas semanas, aunque antes habrá que soportar una panoplia de amenazas cruzadas.

Cierto es que el modelo actual no se sostiene. El negocio tejido en torno al balón anda descontrolado y, de no ponerle coto, se avecinan tiempos convulsos. Como toda burbuja, en uno u otro momento estallará y su onda expansiva será colosal. Pero tampoco convence el argumento esgrimido por las operadoras de telecomunicaciones de que hay otros contenidos más importantes, como las series y el cine. Seguramente sí en lo que atañe a los dispositivos móviles, mas basta señalar los 2,4 millones de espectadores que reunió en beIN Sports el Real Madrid-PSG de Champions a mediados de febrero para recordarles lo que hay en juego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos