La corona de papel

La corona de papel
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Odiar ‘OT’ es como odiar la Navidad. «A esos idiotas que van por ahí deseando ‘feliz Navidad’ deberían cocinarlos junto a su propio pudin y enterrarlos con una estaca de acebo clavada en el corazón», escribió Dickens. Y lo mismo les pasa a muchos con el programa musical (o lo que sea en que se ha convertido) de TVE. Cómo no prestar atención a esa gente con tanto talento como falta de prejuicios. Y claro que la música y las galas son un espanto. Son como el número de Frankie Avalon en ‘Grease’ durante muchas horas. Unas horas de televisión que dañan el oído y la vista. ¿De dónde sacan esos ropajes, esos peinados, esas pintas? Aunque, bueno, en Telecinco estaba el padre Ángel con Bertín.

Lo más destacable del espantoso especial navideño del lunes fue la duración. De las 22.10 a las 00.30, como si fuéramos un país civilizado y Cárdenas no existiera. Lo segundo más destacable fue el dúo entre Rosa López y Amaia. No por la canción (‘Gracias por la música’). Y mucho menos por esos pobres niños cantarines plantados en el escenario con sus polos blancos. Otra idea de bombero. Pero sí por la sucesión entre ambas. Con una corona de Burger King y un cetro de dibujos animados que Rosa traspasó a Amaia como si fueran dos Miss Universo dándose el relevo. Eso pasó en la gala, pero lo verdaderamente interesante era observar en YouTube a los concursantes viendo esa gala que habían grabado el viernes. Es lo que hace diferente este ‘OT’.

Pero sí hay algo bueno en las galas: el presentador. Cuando TVE fichó a Roberto Leal, que estaba en Antena 3, pensé que para qué. Pero, tras ‘España Directo’, ha encontrado su sitio. El principal encanto de Roberto Leal, aunque diga «un fuerte aplauso», es que parece un concursante concursando por otro objetivo. También podía haber cantado ‘Camina’(«Voy a ser tus alas, lo que haga falta para volar. Canta fuerte, canta conmigo, que lo mejor está por llegar»). No sé, será cursilería navideña. Voy preparando el pudin y la estaca de acebo. Aunque lo mismo me pongo a besar a alguien contando ‘one Mississippi, two Mississippi, three Mississippi’…

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos