El ‘feo’ que Almodóvar le hizo a Santiago Segura

El ‘feo’ que Almodóvar le hizo a Santiago Segura

El director de 'Torrente' acudió al 'Chester' de Risto Mejide y reveló que el cineasta manchego le quitó de una de sus películas por «antiestético»

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Recién repuesto de una hernia inguinal, Santiago Segura se sentaba en el 'Chester' de Risto Mejide para charlar sobre la 'España cañí' y lo hacía con cierta precaución. «Antes me encantaba hablar en la tele, pero ahora no, por si acaso la cago», ironizaba el realizador, y argumentaba sus palabras: «Nunca me ha importado decir burradas o lo que pensaba, entre otras cosas porque igual al día siguiente cambiaba de opinión. Somos organismos evolutivos muy cambiantes, pero ahora parece que se agarran a cualquier frase que dices, la difunden en las redes sociales y te linchan». El momento de «crispación» que vive la sociedad española no le gusta al cineasta. «La sensibilidad debe existir, pero si se acaba el humor la hemos cagado», explicaba argumentando que en la actualidad los cómicos «se contienen más». Y la reflexión le llevaba a pensar que en la actualidad igual no podría estrenar su famoso 'Torrente'.

Sobre el cinematográfico y casposo policía que lleva ya cinco películas protagonizadas también meditaba. «Antes me parecía muy gracioso porque creía que era algo extinto, y de pronto veo que está muy vigente y me abochorna», analizaba ante el presentador, con el que también compartió una anécdota que le aconteció con Pedro Almodóvar hace muchos años, cuando daba sus primeros pasos en la industria del séptimo arte. El manchego rodaba 'Tacones lejanos' y necesitaba figurantes para una secuencia en un teatro. Santiago se alistó y se sentó en la segunda fila, en un puesto en el que la cámara lo veía con seguridad. «De pronto vi a Almodóvar hablando con el ayudante de dirección y éste se acercó y dijo: Por favor, el gordo, al final», y el actor fue retirado hasta la última fila. «Me quitó por antiestético», confesaba entre risas. Lo curioso es que si el autor de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' estaba viendo la entrevista se enteró en ese momento porque Segura nunca se lo ha contado.

Risto quiso indagar también en los comienzos del cineasta, que se apuntaba a concursos televisivos para recaudar fondos y poder financiar su primer cortometraje. Tras recordar algúnas imágenes suyas en programas como 'El huevo de Colón' o 'Vivan los novios', el ganador de un Goya por 'El día de la bestia' admitió que se lo pasaba «muy bien» concursando y se montaba «un personaje» para cada programa. Participó en cinco formatos y el que se le resistió fue el famoso 'Un, dos, tres… responda otra vez', «nunca me cogieron, a pesar de que mandé varias cartas con parejas distintas», manifestó.

«Yo soy cineasta y lo mío es entretener, no educar», ilustró el firmante de una de las sagas más taquilleras de la historia del cine español. Pentalogía que no ha destacado por sus galardones, a pesar de sumar casi 15 millones de espectadores. «A mí los premios me dan igual, el mejor es que te vaya a ver la gente; lo que me ha molestado es que hayan ignorado a categorías concretas, como la de efectos especiales», disparó. Y preguntado por Mejide, no dudó en defender la «neutralidad» en temas candentes. «Sigo manteniendo intacto mi amor por Cataluña y por España, pero hoy te pegan una hostia por ser neutral. Y yo siempre he pensado que somos 'la leche' a pesar de nuestros gobernantes», dijo. Y finalizó el interesante encuentro opinando que le había gustado «hablar de los equidistantes, los tibios y los neutrales, que no deberían ser apaleados por tener una posición de expectativa. Yo soy radicalmente moderado», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos