Campeones de la calle

Médicos, bomberos y policías son los héroes de la vida cotidiana./Cuatro
Médicos, bomberos y policías son los héroes de la vida cotidiana. / Cuatro

Cuatro estrena el miércoles ‘Héroes, más allá del deber’, ‘docurreality’ centrado en la labor de médicos, policías y bomberos. «Nosotros también lloramos»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

A Julio Armas, médico de Urgencias del hospital de Vinalopó de Elche, lo que le motivó a renunciar durante dos meses a su intimidad para que un equipo de cámaras y redactores le acompañara en el trabajo y en su hogar fue que «la figura de los médicos está muy idealizada en las series de televisión, muy ‘doctor House’. El paciente no lo percibe, pero nosotros tenemos también nuestras emociones». Ese es el objetivo de ‘Héroes, más allá del deber’, el nuevo ‘docurreality’ que Cuatro estrena este miércoles a partir de las 22.30 horas. El programa también abordará la labor diaria que desempeñan David Cubillo, un bombero madrileño; Álvaro Chacón, un policía local de La Línea de la Concepción (Cádiz); Yohanna Alonso, guardia civil y campeona mundial de muay thai, y Salvador Vacas, médico de una ambulancia UVI móvil.

Durante los ocho episodios del formato, las cámaras de Cuatro acompañarán a estos cinco ‘héroes’ -aunque ninguno de ellos quiere que se le llame así- durante 24 horas al día. «Queremos que el público sea consciente de que mientras la ciudad duerme, ellos se encargan de que todo transcurra con normalidad», explicaba Manuel Villanueva, director de Contenidos de Mediaset España, que tuvo un recuerdo para el agente Víctor Sánchez, compañero de patrulla de Álvaro Chacón, que murió atropellado durante una operación contra el contrabando en junio. Él también aparecerá en el programa.

«Aquí mostramos el día a día, la realidad. Pero, a diferencia de otros formatos de policías o bomberos, donde solo se ve el trabajo, mostramos también nuestra vida personal. ¿Por qué no? Yo no me escondo porque pienso que puede beneficiar. Mi caso concreto es que mi pareja y yo no podemos tener hijos y mucha gente desconoce el proceso que lleva dar pasos como la adopción», confiesa Chacón.

El caso personal del médico Salvador Vacas es distinto, aunque él también aceptó participar para mostrar una faceta estigmatizada en televisión, la del pueblo gitano. «Yo al principio era muy reticente a salir porque soy muy discreto, pero ha habido programas que han dado una visión de los gitanos un tanto friki, radical, que no digo que no sea la real, pero no es la única. Me presté a este programa para demostrar que existimos una multitud de gitanos invisibles que participamos perfectamente en la sociedad», comenta.

La única mujer del programa es la agente Yohanna Alonso, que además de formar parte de la unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil da cursos de defensa personal a víctimas de la violencia de género, rehabilita a perros maltratados y todavía saca tiempo para competir en campeonatos mundiales de muay thai. «Para mí es un gran sacrificio personal, pero la satisfacción que me da lo compensa. Me gustaría que el público se diera cuenta de que una mujer puede realizar el trabajo de un hombre, puedes pelear y ser femenina a la vez. No soy una ‘superwoman’, también tengo lo mío en las espaldas», afirma.

Apoyo familiar

Otro de los aspectos en los que se centrará ‘Héroes’ es: ¿quién cuida a quien nos cuida? «Por supuesto, nuestra familia; sin el apoyo de mis padres, mi mujer o mis suegros, todo hubiera sido más complicado. De hecho, mi familia se ha tomado muy bien que participe en el programa», comenta el bombero David Cubillo, que además es padre de una niña con parálisis cerebral. «Mi familia, en cambio, veía las cámaras como algo estresante, como una invasión de la intimidad. Pero conforme fue avanzando la grabación ya todos querían salir y ni siquiera pidieron ser pixelados como habían exigido al principio», añade el doctor Armas.

El productor, Edi Walter, responsable de otros formatos como ‘Pesadilla en la cocina’ (La Sexta) o ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ (Cuatro), quiso hacer hincapié en la doble vertiente que refleja el programa. «Cuando tienen el uniforme saben perfectamente lo que tienen que hacer, pero cuando se lo quitan se enfrentan a situaciones que no saben afrontar. Eso sí, no solo veremos su vida personal, este programa tiene mucha acción», insiste.

«Estoy acostumbrado a hacer Urgencias desde hace muchos años y es algo que me gusta. Pero las jornadas son muy duras y a veces tenemos que decidir entre la vida y la muerte. Así que poder mostrar a la gente cómo funcionamos es maravilloso, sobre todo que vean que no todo es perfecto, que cometemos errores y no estamos hechos de un material especial. A veces se piensa que los médicos no lloramos, pero lloramos y sufrimos muchísimo», apostilla Armas.

Fotos

Vídeos