El buen hacer de ‘Zapeando’

El buen hacer de ‘Zapeando’
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

El 40% de los miembros de ‘Zapeando’ son mujeres. Lo descubrimos ayer cuando al empezar Frank Blanco advirtió de que el programa sería peor. Y es que las chicas del espacio vespertino de La Sexta no habían participado en el guion, no habían ideado ningún chiste, no habían preparado vídeos, no habían pensado gags, no habían realizado los rótulos, no aparecerían en pantalla. «Nuestros chistes serán todavía peores porque del equipo de guionistas, tres de ellas, mujeres, están en huelga», indicó el presentador. En un alarde de naturalidad, explicaron que la regidora también estaba de huelga, por lo que el público tenía vía libre para actuar como quisiera. «Reíos solo cuando en realidad penséis que las cosas tienen gracia», pidieron. No aparecieron Pedroche, ni Anna Simón, ni Lorena Castell, ni Morgade. Les tocó a ellos defender un magacín que ya rueda solo.

Porque ‘Zapeando’, sin hacer mucho ruido, se ha convertido en un clásico y, con más de mil emisiones, ha logrado un público muy fiel que lo espera cada día después de comer. La cadena verde estrenó hace cinco años (en noviembre se cumplen) este formato intentando ocupar con éxito el hueco que había dejado ‘Sé lo que hicisteis...’. Al principio le costó. La idea original era que aquello fuese un corrillo con expertos en televisión que debatiesen sobre la parrilla de esa cadena y de la competencia en un tono distendido. Pero el tono no se encontró. Y fue entonces cuando se recurrió a los guionistas, que siempre son bien recibidos. Y a las guionistas, que las hay, y muy buenas.

Con ellos llegaron los humoristas. Y las humoristas. Una generación de mujeres que hace reír se ha asentado en la pantalla gracias a este espacio, que hizo del ‘zapping’ su mejor aliado. Ayer se podía haber planteado un programa más o menos convencional, pero se aprovechó la ausencia de las féminas precisamente para rendirles homenaje. Para lanzarles un mensaje claro: se necesita mucho a las mujeres haciendo tele. En todos los puestos, en todos los cargos, en todos los escalafones. Fue bonito. Eso sólo lo puede hacer bien un formato ya veterano y asentado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos