Bernabé se rinde y se cae de 'El Conquistador del Caribe'

Bernabé se rinde y se cae de 'El Conquistador del Caribe'
EITB

El concursante más polémico del equipo azul fue expulsado y abandonó Colombia sintiéndose traicionado por los suyos

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Venían de una buena racha, tras hospedarse dos veces seguidas en el campamento rico, pero en su caso a la tercera no fue la vencida, más bien lo contrario. Los Samulu llegaron al juego de inmunidad con fuerzas renovadas y se encontraron con una prueba que se les complicó bastante. Tras recibir un correo en sus respectivos refugios, los grupos de El Conquistador debían escoger a un miembro que creyeran que podía hacer perder a sus contrarios. Irati fue la designada del verde; Lorea, del rojo; y Mariam, del azul. Las jóvenes tenían que encerrarse en una jaula redonda y, rodando en plan hamster, completar un complejo circuito siendo la voz y los ojos de sus compañeros, que iban a ciegas. Una vez cerrado el recorrido, las chicas debían lanzarse al mar y alcanzar la preciada ikurriña, que se encontraba a unos cuantos metros de la costa.

Fue un itinerario accidentado en el que sobraron gritos y faltó concentración. Curiosamente fue Lorea, la más criticada de los Puyuii, la que logró imponerse al resto y ser la mejor cicerone. A pesar de su bloqueo, Irati logró 'la plata' y Mariam quedó tercera, conduciendo a su cuadrilla al campamento más pobre. A partir de ahí comenzaron los reproches. Seleta, pese a pertenecer al grupo vencedor, perdió los nervios y se llevó una reprimenta del Julian Iantzi y de Isma, su capitán, que le instó a que evitara el enfado y lo celebrara con todos. Eneko cuestionó la actitud de Irati, aunque pasado un rato restó importancia al asunto, y los azules fueron los que más comprensivos se mostraron con su guía, Mariam, que sin embargo se sintió culpable de la derrota.

Una vez en la zona más próspera, Gorrotxa celebró el triunfo tiñéndose el pelo de rojo. Poco duró la fiesta ya que Lorea sufrió una indisposición y hubo que llamar a los médicos. Era un poco de fiebre motivada, seguramente, por el esfuerzo realizado en la prueba. Los 'colorados' decidieron dar la inmunidad a Mariam, que evitó así las nominaciones de los Samulu. Estos optaron por centrarse de nuevo en Bernabé porque «desestabiliza al conjunto», «le gustan demasiado las cámaras» y «es un bocazas que da pistas a los enemigos», fueron algunas de las 'perlas' que regalaron al de Bérriz. El segundo candidato, esta vez escogido por Telmo, fue Delfo.

Mientras, los 'serpientes' debatían a quien ponían en peligro y fue Félix el que resolvió las dudas ofreciéndose voluntario. Una vez en el desafío final, el azul prefirió batirse con Bernabé en el Duelo Criollo. Dos aros que estaban en la misma cuerda eran la clave de la contienda. La cuestión era soltarlos de una madeja liada en una red y trepar luego con ellos hasta un poste. Bernabé tiró la toalla demasiado pronto, «me han fallado los brazos», se justificó. Y perdió el combate. Una vez fuera del agua, sacó la rabia que tenía dentro y acusó a Delfo de haberle fallado. «Es lo que queríais. No me has ayudado mucho, me has tirado dos veces», denunció el berriztarra precipitadamente, ocasionando el consiguiente enfado de su amigo.

LLos verdes de Eneko siguen imbatibles y los azules, un poco más mermados tras la marcha de uno de sus pilares: un Bernabé que abandonó el concurso entre lágrimas, culpando a su propio equipo, «me han dejado fuera en todo momento», se quejaba llorando. Fue Delfo el que zanjó con una frase lapidaria: «No sabe perder».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos