«Me asombró que TVE se atreviera con ‘Traición’»

La actriz no para de lanzar elogios a su compañera Ana Belén./R. C.
La actriz no para de lanzar elogios a su compañera Ana Belén. / R. C.

Manuela Velasco interpreta a Isabel Fuentes, uno de los miembros destacados del clan familiar del nuevo ‘thriller’ de TVE. «Me encantaría que la serie enganche por antipatía», confiesa

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En el clan de los Fuentes todo el mundo barre para casa. Los miembros de la familia que protagoniza ‘Traición’, el nuevo ‘thriller’ de TVE (mañana, a partir de las 22.30 horas), se han convertido en los ‘Falcon Crest’ ibéricos, luchando por controlar un prestigioso bufete de abogados tras la muerte de su padre. Aunque Manuela Velasco (Madrid, 1975), que interpreta a Isabel, avisa: «De como empieza a como termina no tiene nada que ver».

- Esto es un drama familiar de los de antes.

- Me encanta poder revisitar en 2017 esas historias de familias poderosas que tanto dieron a la televisión hace algunas décadas. Es un buen punto de partida, ese olor a novela o culebrón, a ‘Falcon Crest’. Pero de como empieza a como termina no tiene nada que ver; lo que más me entusiasma es que avanzamos en un género completamente nuevo y diferente, que huele más a ‘Fargo’, ‘Big Little lies’… Más surrealista.

- Más humor negro…

- Lo que hace esta familia a raíz de la muerte del padre, las cosas que les pasan, entramos en terrenos dominados por el humor negro. A mí me ha pasado que voy leyendo guiones y me asombro de que se atrevan a hacer ciertas cosas en TVE. No me lo he creído hasta que estábamos grabándolo.

- ¿Se van a meter en el fango?

- No, me refiero a que adquiere un tono de series que a mí me gustan ver. Personajes que en su vida no se han enfrentado a ciertas situaciones y toman decisiones muy erróneas, que les llevan a caminos de perdición. Ese planteamiento no se parece nada a un culebrón, lo digo como algo totalmente positivo. No me lo había pasado tan bien trabajando en mi vida.

- ¿Qué tal con Ana Belén de madre?

- A Ana siempre la he admirado muchísimo; desde pequeña, me impactaba en sus películas y la tenía en un pedestal. Ahora todo lo que pueda decir en el terreno personal es poco. Como compañera es un ser humano excepcional, no es normal, es una mujer generosa, buena y que se preocupa por ti de verdad. Es madre, amiga y compañera a la vez. Por cierto, tiene un sentido del humor brutal, se ríe mucho de sí misma.

- Vaya, que está entusiasmada con ella…

- (Risas) La película suya que más me marcó fue ‘La casa de Bernarda Alba’, no conocía la obra de Lorca y me fascinó su papel de Adela. Recuerdo también cuando vi ‘La Corte del Faraón’. Yo era muy joven y estaba enamorada de Antonio Banderas, y en esa película tenía un romance con el personaje de Ana Belén. Así que me parecía la mujer más bella del mundo…

- ‘Traición’ es un poco como ‘La casa de Bernarda Alba’ también.

- Pues sí, no había caído en la comparación. Solo que ahora Ana Belén es Bernarda, la matriarca.

- ¿Su personaje es la menos mala de los hermanos?

- Soy la hermana que estoy en medio, más preocupada en unir a la familia y que no primen tanto los negocios y lo económico que la salud de los nuestros… Pensaba que era muy buena, pero también encuentro mi camino de perdición, a raíz de que su marido, un pusilánime, se ve envuelto en un asunto muy turbio. Así que Isabel se empieza a meter en un lío, pero lo hace con mucha eficacia, sin ningún tipo de remordimiento, que es lo que más me fascina. El fin justifica los medios llevado hasta las últimas consecuencias.

- ¿La audiencia puede empatizar con esta familia?

- Sí, claro. Me parecería genial que en vez de empatizar antipatizaran, que la serie enganche por antipatía. Cuando muere el padre, como pasa en algunas familias, aflora lo peor de cada uno.

Un viento del demonio

- Grabó el último capítulo con fiebre…

- Estábamos rodando en exteriores en Los Ángeles de San Rafael (Segovia) y creo que era el día de más viento de la historia. No es que yo lo diga, los técnicos de electricidad, con muchos años de experiencia, decían que era lo peor a lo que se habían enfrentado. Fue duro.

- ¿Cree que habrá segunda temporada?

- (Lo piensa durante un rato) Podría acabar en el décimo capítulo y también podría seguir en una segunda temporada. Pero, si no la hay, el final sería más que digno.

- ¿Este personaje le recuerda algo a su papel en ‘Velvet’?

- Para nada. El tema de Cristina Otegui es que acabó siendo mala porque le habían hecho mucho daño, todos la habían traicionado. A Isabel es que se le da bien, sería una gran psicópata porque no tiene empatía con nadie a la hora de salvar a su marido. Cristina, en cambio, se tiró todo ‘Velvet’ sufriendo.

- ¿Le gustaría volver a la serie en Movistar+?

- Fíjate, nos sucedió una cosa maravillosa con la actriz estadounidense Marisa Berenson. Coincidimos en una gala de premios y no me paraba de preguntar por Cristina, era uno de sus personajes favoritos. A Ramón Campos (creador de la s erie) le hizo mucha gracia y empezamos a maquinar un posible regreso, ya veremos.

- ¿Cómo va a pasar las navidades?

- La mitad en Madrid y la otra mitad en Barcelona, porque mi chico (Rafa Castejón) estará haciendo teatro en el Nacional de Cataluña. Le pilla todas las navidades allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos