alianza de titanes

alianza de titanes
Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

'Stranger Things', 'Narcos', 'Black Mirror', 'The Crown'... Desde el desembarco de Netflix en España, en octubre de 2015, sus series originales solo podían verlas sus suscriptores. 'House of Cards' y 'Orange is the New Black', producidas por la plataforma, las tenía en exclusiva Movistar, que adquirió los derechos de emisión antes de que el gigante audiovisual entrara en nuestro mercado. Pese a no ofrecer datos oficiales, se estima que Netflix tiene cerca de un millón de abonados en España. Como apunta con agudeza Paco León, que dirigirá una serie sobre Ava Gardner para Movistar, «la tele en abierto se rige por cuestiones mercantiles y no artísticas, tiene que gustar a mucha gente y amortizarse». Los canales de pago, en cambio, «no necesitan ni que vean las series, solo que las deseen». Vamos, que, como asegura el actor, «tener Netflix mola».

Todo este 'status quo' está a punto de saltar por los aires por la inminente alianza entre Movistar Plus -3,7 millones de clientes- y Netflix. Un acuerdo revolucionario en el audiovisual español, que se ultima estos días y que permitirá a los abonados del canal de Telefónica acceder a los contenidos de la plataforma. Movistar se asegura así su posición incluso si decide renunciar al fútbol (el pasado noviembre firmó otro acuerdo con Disney). A falta de que se concrete la estrategia de precios, todo apunta a que después del verano los suscriptores de Movistar podrán disfrutar de todos los contenidos sin necesidad de utilizar la aplicación. Es un mecanismo de colaboración diferente al que se mantiene con Vodafone (que posee ‘Juego de Tronos’, de HBO) y Orange, que redirigen a la plataforma online a través de un icono.

Unir fuerzas y enterrar el hacha de la guerra parece una solución lógica. Los usuarios de Netflix con fibra de Telefónica siempre se han quejado de la lentitud del servicio, que les impedía ver satisfactoriamente unos contenidos que con Vodafone iban mucho mejor. El culpable es el ‘peering’ o conexión directa entre redes de internet para que el intercambio de información y datos sea más rápido. Todo hace prever que la inminente entente favorecerá a unos usuarios castigados hasta ahora por Movistar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos