Agatha Ruiz de la Prada: «Quise que Pedro J. le pidiera perdón a Belén Esteban en un avión»

Agatha Ruiz de la Prada en 'Salvame'. /TELECINCO
Agatha Ruiz de la Prada en 'Salvame'. / TELECINCO

La conocida diseñadora acudió a ‘Sábado Deluxe’ y se explayó a gusto con su ex marido al que calificó de ‘feo’, ‘cursi’ y «aburrido»

JOSEBA FIESTRAS

Con 18 kilos menos, sin complejo alguno y más precavida de lo que a alguno le hubiese gustado, Agatha Ruiz de la Prada desembarcó ayer en ‘Sábado Deluxe’ para entablar una charla con Jorge Javier Vázquez, a quien se le vió como pez en el agua. La entrevista dejó titulares a manta puesto que la diseñadora no esquivó tema alguno, si bien se mostró prudente a la hora de dar nombres propios. La trayectoria de la creativa empresaria es de sobra conocida, pero la actualidad manda y el foco de atención se puso en su separación de Pedro J. Ramírez, a quien ella denomina «el innombrable».

Sentados frente a frente ante una improvisada pasarela, ella inició el diálogo dejando claro que lleva toda la vida trabajando y ya era muy conocida antes de casarse. «Por eso me parece ridículo que ahora sea la divorciada del año», lamentó.

«Nunca tuve novios estando con él porque lo nuestro no era una pareja abierta… O igual es que he sido demasiado tonta y no me he dado cuenta», ironizaba Agatha, que reveló lo mal que le sentó que su ex marido dijera en su día que no conocía a Belén Esteban. «Me pareció fatal y se lo dije –contó la experta en moda- y días después nos la encontramos en un avión y yo le reclamé a Pedro que le pidiera perdón, pero se negó y lo hice yo».

La de San Blas asentía sonriendo entre bambalinas. «Es que se cree que es más importante que nadie», sentenció sobre su ex con sarcasmo, añadiendo que para ella «era muy aburrido vivir con él porque el innombrable no tiene ningún amigo». Lo que sí debe de tener son adversarios, «y yo ahora estoy muy a favor de sus enemigos», advertía Agatha.

«Ponía verde a todo el mundo»

Sobre los variopintos invitados que pasaron por la mansión del matrimonio afirmó que «muchos de ellos han acabado en la cárcel. Es que ha habido muchos sinvergüenzas en mi casa», confesaba, al tiempo que decía lo mucho que se alegraba cuando veía en los informativos la detención de algún corrupto y ella no lo conocía. Con la distancia, la diseñadora admitió que «vivir con el director de un periódico era incomodísimo porque ponía ‘verde’ a todo el mundo», argumentaba. Y en cuanto a los políticos, «no suelen ser muy educados», sentenció.

De cara al dinero, la creativa se definió como «muy austera, aunque el señor con el que convivía no lo era» –opinó- «aunque tampoco le fascinaba el lujo», matizaba. Y es que no daba puntada sin hilo porque también tachó de «cursi» y «feo» a su ex pareja, provocando las carcajadas de Jorge Javier en varias ocasiones. Eso sí, también admitió que le gustaba «codearse con el poder y eso era gracias a él». Y puestos a hacer autocrítica, Agatha reconoció que el periodista «me ha tenido que soportar mucho».

Los hijos de la pareja, Tristán y Cósima, también salieron a la palestra. «Han tomado partido total y viven conmigo», aseguró la entrevistada. No obstante parece que es cierto que el tiempo todo lo cura porque, tras un año desunidos, «yo ya estoy en otro rollo, viviendo un momento divertidísimo y ni se me pasa por la imaginación volverme a casar», manifestó dejando claro que no tenía novio. «¿Y el sexo?», cuestionó el conductor del programa. «No lo necesito, no soy tan viciosa como los de ‘Sálvame’», bromeó la ingeniosa convidada esquivando el dardo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos