La actuación que ‘rompió’ a Ángel Llácer

Pepa Aniorte 'clavó' a Luz Casal. /Antena 3
Pepa Aniorte 'clavó' a Luz Casal. / Antena 3

'Tu cara me suena' da emoción a su tramo final con la victoria de Fran Dieli, que acorta distancias con Miquel Fernández

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Llegó, cantó y venció. A Fran Dieli le tocaba la difícil papeleta de emular a Justin Timberlake en la gala de ayer de 'Tu cara me suena', y su interpretación de 'Cry me in a river' le valió el 'oro', acortando distancias con el hasta hace poco inalcanzable Miquel Fernández, que lo dio todo en su imitación de Sylvester, cantando 'You make me feel', pero no convenció tanto al personal. El esfuerzo de ambos se nota en cada show. Se lo toman en serio, poseen un talento incuestionable y se aferran a los personajes que les ‘regala’ el pulsador con uñas y dientes, haciéndolos suyos con la ayuda de un equipo de caracterización que se merece el Oscar.

Pero el momento más emocionante de la velada lo protagonizó Pepa Aniorte, que con una delicadeza fuera de serie y una trabajada elegancia 'clavó' a Luz Casal. Tan bien lo hizo que Ángel Llacer rompió a llorar sin poder articular palabra. Cuando logró recomponerse, el jurado se dirigió a la concursante. «Estos momentos de verdad y emoción son los que me hacen seguir aquí temporada tras temporada», declaró como pudo. La nota de humor la puso, una vez más, el saleroso David Amor, que soltó desde su butaca: «Con mis actuaciones también ha estado a punto de llorar, pero de otra manera», bromeó provocando la risa del respetable. Y es que en cuanto a gracia, Amor nunca falla. De él se espera comedia y sabe cómo cosechar carcajadas a costa de sus imitaciones. En su parte, al actor le tocó traer a una amiga y eligió a otra bromista de cuidado: Adriana Abenia. Ambos acometían la labor de emular a Luis Fonsi y Demi Lovato e interpretar a dúo 'Échame la culpa'. Y el ‘hit’ se reinventó con ellos. A Diana Navarro, sin embargo, le vino grande el traje de Mónica Naranjo. Cumplió dignamente con la prueba, pero no sobresalió como otras veces. El que sí destacó fue Raúl Pérez, que tenía la difícil misión de imitar a Joaquín Sabina sin caer en la parodia. Y lo logró atemperando su actuación y guardando un respeto notable para con el cantautor de Úbeda. «Has tenido el valor de decir, como Joaquín, las cosas más graves como si estuvieras contando un cuento», le piropeó Lolita, que se valió toda la noche de un megáfono para hablar, ya que padece una notable afonía debido a una traqueítis aguda.

Como viene siendo habitual, el programa acogió un invitado especial que suele seducir al jurado con su actuación. Y volvió a pasar. Brays Efe, más conocido por encarnar a 'Paquita Salas' en la exitosa webserie, se transformó en una alucinante Paloma San Basilio y bordó el clásico 'La fiesta terminó'. Su trabajo sobre las tablas dejó a Llácer con la boca abierta y al resto del tribunal aplaudiendo como locos el buen hacer del actor, que apunta maneras para triunfar en una próxima edición del concurso.

«Va a ser un homenaje y lo voy a hacer con mucho cariño», decía sincera Lucía Gil antes de afrontar una de sus batallas más complejas clonando a The Cranberries. La joven se trocó en Dolores O’Riordan, la vocalista de la banda irlandesa, y brilló con nota, «aunque te ha faltado un poco de potencia», criticó Lolita. A su tocaya Lucía Jiménez tampoco le fueron mal las cosas. La actriz, que iba cuesta abajo y sin frenos desde hace unas semanas, encarnó a Ellie Goulding con arte subiendo nota con ello. La Terremoto trató de clonar a Paradisio, pero se quedó en el intento. Aunque la fiesta no faltó con ella en el escenario. «Ha sido espectacular» – decía Manel Fuentes- «desde ‘Toy Story’ no se había visto nada igual». Sin embargo al jurado no le gustó en exceso la puesta en escena de la vedette. Risas, sí, pero puntos… pocos consiguió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos