7x03. Las tragedias son necesarias

La tercera entrega de 'Juego de Tronos' es un capítulo sublime en el que se define todo el drama del final de la saga

Encuentro clave en las escaleras de San Juan de Gaztelugatxe. / HBO
ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El tercer capítulo de la séptima temporada es sin duda una de las momentos más importantes de esta entrega y sirve para marcar el drama que se avecina y con el que sin duda concluirá toda la saga. 'La justicia de la reina' tiene muchos méritos pero uno de ellos es que recupera el espíritu de la primera temporada, en la que los directores aún no tenían el presupuesto del que ahora disponen y los efectos especiales eran minimalistas, por lo que todo el peso de la acción recaía en los actores y los diálogos. El tercer capítulo vuelve a ser uno de esos capítulos en los que cada frase estaba llena de sentido y dobles lecturas. Además, en este episodio se ve por fin qué escena se rodó en Euskadi en octubre del año pasado y se entiende la magnitud del encuentro que se rodó en San Juan de Gaztelugatxe. La frase de uno de los secundarios, uno de los banqueros de Braavos, define a la perfección el hilo argumental de la séptima temporada: «Las tragedias son necesarias».

A partir de aquí, ciertos 'spoilers'.

La tercera entrega vuelve a mostrar hasta dónde puede llegar la locura del poder. Cercei Lannister confiesa que ya nunca duerme pensando en sus venganzas y lo demuestra con las Serpientes de La Arena... o lo que queda de ellas. Los guionistas juegan con el espectador de una manera sutil porque se sabe que se va a cometer una barbaridad y mantienen el suspense con los horrores que se adivinan. La reina Lannister, como lo ha hecho durante toda la saga, demuestra que los verdaderos monstruos no están al otro lado del Muro sino que son las personas. En todo el capítulo se mostrará el uso del veneno pero no sus efectos. Tras siete temporadas de baños de sangre, vómitos y crímenes, los 'showrunners' de 'Juego de Tronos' ya saben que basta con mencionar algunas palabras claves para que mostrar el horror. Ya no hace falta llevarlo a la pantalla.

Juego de Tronos Euskadi

El veneno volverá a ser elemento definitivo en el final del capítulo. Sin querer llegar a la madre de los 'spoilers', el parlamento entre el Matarreyes y Lady Olenna Tyrrel sobre la muerte mediante estas sustancias nocivas es definitivo. Ahora sabemos quién mató a Joffrey: Alguien que es capaz de ordenar ese asesinato y a la vez confesar que sintió horror al ver los efectos del vino cargado de muerte. La contradicción de algunos personajes capaces de hacer lo que sea por salvar a su familia o al reino y a la vez sentir el espanto se muestra de la forma más descarnada.

En encuentro en la costa vasca. / HBO

Una de las reuniones claves de la saga se ha producido en el tercer capítulo. Jon Nieve y Daenerys se juntan en Rocadragón en una cita que permite adivinar los senderos que recorrerá la saga hasta su conclusión, prevista para el año que viene. La escena fue rodada entre San Juan de Gaztelugatxe, Barrika y Zumaia y ahora se entiende qué actores se habían desplazado a Euskadi y qué guiones habían leído. En un nuevo uso del suspense, los directores han hecho que ambos personajes busquen un acuerdo sin conocer la información clave que sí ha sido entregada al espectador en la conclusión de la sexta temporada. Ambos son hermanos, son Targaryen y todo lo que suceda a partir de ahora dependerá de qué decidan ambos. Por ahora sabemos que se respetan -gracias a los consejos de sus escuderos, Tyrion y Ser Davos- pero que guardan cuentas pendientes del pasado.

Hay una pregunta que flota en toda la entrega: ¿Debe inclinarse Jon Nieve ante Daenerys? Este gesto de acatamiento ante una reina que todavía no ha sido coronada está repleto de significación y sobrevuela el capítulo. Lo cierto es que según avanza la serie se puede dudar de que Daenerys en algún momento vaya a conseguir su objetivo y que su rebelión no pase de ser una de las locuras más de las que han caracterizado a su familia. No hay duda de que para que la trama avance los guionistas están escondiendo un as en su manga.

Bran Stark en el tercer capítulo. / HBO

Por otra parte, el Cuervo de los Tres Ojos ha reaparecido. Bran Stark ha regresado a Invernalia y es ahora un ser muy distinto al que habíamos conocido en todas las entregas vistas hasta el momento. Su personaje es un enigma. ¿Qué puede hacer? ¿Qué conoce del pasado, el futuro y el presente? Da la sensación de que está ya por encima de los mortales y por ello su figura muestra algún tipo de resolución extraña en el duelo entre el Rey de la Noche y quien gobierne en Los Siete Reinos. Este tullido -destinado a volar según le reveló su mentor- puede definir una de las líneas argumentales del futuro y ser la revelación de toda esta temporada. O quizás desaparecer en el siguiente episodio. Todo es posible en 'Juego de Tronos'.

Fotos

Vídeos