Los sueños amargos de Edgar Allan Poe emergen en el Teatro Principal

Martyn Jacques, de la banda londinense The Tiger Lillies, interpreta los sueños y pesadillas de Edgar Allan Poe. /Iosu Onandia
Martyn Jacques, de la banda londinense The Tiger Lillies, interpreta los sueños y pesadillas de Edgar Allan Poe. / Iosu Onandia

El trío The Tiger Lillies da vida esta noche en Vitoria a la trágica existencia del poeta con música, teatro y audiovisuales

RAMÓN ALBERTUS

Edgar Allan Poe sueña convertise en un gran escritor. Su editor lo desprecia y hay un cuervo que se ríe de él ofreciéndole la mejor tinta para el éxito. Esa es la historia que el espectáculo ‘Haunted palace’ (‘El palacio encantado’) narra esta noche sobre las tablas del Teatro Principal para el que no quedan entradas. Los tres miembros de la banda londinense The Tiger Lillies son quienes dan vida a Poe, al cuervo y al editor con un repertorio de veinte canciones en el que se incluyen fragmentos de sus poemas, actuación teatral y videoproyecciones del estadounidense Mark Holthusen.

«Edgar Allan Poe era un hombre extraño en su forma de ser y en su vida. También porque le tocó vivir una época extraña», cuenta Martyn Jacques, el cabecilla del trío británico y director musical del espectáculo. Martyn se mete en la piel del cuervo, un transunto de los fantasmas de Poe que utiliza la metáfora del título de su poema más famoso -‘El cuervo’- para simbolizar su malditismo. Por esos versos no cobró ni diez dólares y cuatro años después murió diciendo adiós a sus aspiraciones.

En ‘El palacio encantado’ se habla de los sueños de Poe como una espiral de decepciones. «En esos sueños, todas las mujeres que amó murieron» explica Martyn, que cree que «tenía que haber sido una especie de Spielgberg en su época». «Hasta su editor dice que no es bueno y escribe con mucha floritura», destaca.

Esas desventuras continúan pegadas a la figura de Poe incluso tras su muerte, cuando se le tacha de borracho y drogadicto. «Realmente empezó a ser reconocido más tarde por otros escritores». Un ejemplo de ello es que el francés Baudelaire lo tradujo y encontró sus textos tan estimulantes que llegó a decir que narraban lo que él había pensando. Y mucho más tarde, Cortázar tradujo más de mil páginas entre relatos cortos y ensayos.

La maestría que llega a ser reconocida tras el paso del tiempo es precisamente una de las reflexiones que se deslizan en ‘El palacio encantado’. «Es que Poe fue un Van Gogh de la literatura; sus padres eran populares y ambos personajes tenían que haber hecho una gran fortuna, pero no. Murieron pobres», resalta Martyn, que esconde tras su sombrero de plumas una coleta trenzada. «La idea de adaptar al poeta fue del productor. Antes habíamos trabajado en obras y discos inspirados en Shakespeare, Hamlet e incluso Kierkegaard», apunta. Sin duda, ese aire místico y locuaz del trío se emparenta con el mundo de Poe en un espectáculo en el que no falta el humor macabro. Musicalmente, The Tiger Lillies recurren a un eterófono -un instrumento electrónico tocado a distancia- para acercar el ambiente fantástico. Y a la voz del propio Martyn se suma la de Adrian Stout, también contrabajo, y la percusión de Jonas Gollandy.

La fuerza expresiva también tiene que ver con la parte audiovisual del espectáculo de la que se encarga el artista, Mark Holthusen, conocido por su trabajo en la ópera experimental ‘It’ll be fine’ del cantante Roger Waters de Pink Floyd. «Sus proyecciones reflejan muy bien una atmósfera lúgubre y oscura».

Una banda excéntrica

Cada una de las habitaciones del palacio hablan de una historia concreta de Poe, dan voz a sus poemas o ahondan en sus pensamientos y tragedias. Todas las puertas chirrian y ese mundo negro de Baltimore se da la mano de la creatividad de Martyn, el compositor de una banda que no ha dejado de recoger elogios desde su formación en 1989. Matt Groening, el creador de los Simpsons, dijo que The Tiger Lilles era una de sus bandas favoritas y el cantante de Franz Ferdinand alabó su excentridad por ser «absolutamente inigualables». Los de Londres han grabado casi 20 discos a lo largo de su carrera y dieron el salto con ‘Shockehaded Peter’ (1998)

‘Edgar Allan Poe’s Haunted Palace’ se estrenó a principios de junio en el festival internacional de Bergen, en Noruega, y pasea ahora por España. «Al final del espectáculo en Sevilla, el público aplaudía marcando un ritmo flamenco, tocaban al compás», cuenta el director musical acompañando de un gesto de hacer palmas. «Lo sé, lo sé, aquí no se baila mucho flamenco», sonríe el compositor con un gesto burlón. La obra (en inglés) tendrá subtítulos en castellano.

EL POETA DE ‘EL CUERVO’

Recreación de Edgar Allan Poe
«Era un hombre extraño en su forma de ser, en su vida, y vivió en una época también extraña»
Un espectáculo muy musical
Los tres intérpretes del trío dan vida a Poe, a un editor que lo desprecia y a un cuervo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos