El director del Arriaga sacude los cimientos del Teatro Real de Madrid

Un momento de la obra./Javier del Real
Un momento de la obra. / Javier del Real

En el descanso de la obra 'Die Soldaten', dirigida por Calixto Bieito, muchos aficionados se marcharon; al final se aplaudió el esfuerzo titánico de cantantes y orquesta

Isabel Urrutia Cabrera
ISABEL URRUTIA CABRERA

Era una de las grandes apuestas de la temporada del Teatro Real de Madrid. El estreno en España de 'Die Soldaten' (Los soldados) tenía que sacudir el panorama operístico. Máxime porque Calixto Bieito, director artístico del Arriaga, se encargaba de la puesta en escena. En la noche del miércoles se esperaba un impacto brutal. Y sí, efectivamente parece que lo ha sido. Toda la crítica especializada de Madrid subrayó este jueves en los medios digitales las «deserciones» que dejaron vacías filas enteras del patio de butacas. El descanso sirvió para que los espectadores más delicados huyeran «en estampida». Ahora bien, los que resistieron hasta el final reconocieron el esfuerzo titánico de los cantantes y la orquesta, todos ellos a las órdenes del maestro Pablo Heras-Casado. Queda la incógnita sobre el grado de efusividad de haber salido anoche Calixto Bieito al término de la función. El director de escena no acudió al estreno.

La ópera de Zimmermann –que combatió en las filas del Ejército nazi en el frente del este– recrea la tragedia de una joven burguesa, enamorada de un militar aristócrata, que no solo es rechazada sino también violada a manos de un subalterno del soldado. La chica termina convertida en prostituta de la milicia, en un clima apocalíptico en el que nadie se redime. La monstruosidad y la depravación salpica a todo el mundo.

El enfoque escénico de Bieito no ahorra detalles de la barbarie, aunque no falten críticos que aprecian «comedimiento» en las escenas más escabrosas, sobre todo porque el 'regisseur' tiene fama de ser proclive a excesos escatológicos y de índole sexual sobre las tablas. El argumento de 'Die Soldaten' era perfecto, en principio, para el perfil creativo del director artístico del Arriaga.

La labor del mirandés se saldó con el reconocimiento de los presentes, así como de un buen número de amantes de la ópera en general. 'Die Soldaten' es una obra maestra y ya era hora, recalcan los expertos, de que se estrenara en España. Por lo demás, la reacción de los aficionados madrileños se ha quedado a medio camino entre la que tuvieron los suizos y los alemanes. Esta misma producción de la ópera de Zimmermann, con el sello de Bieito, se ha presentado en Zúrich y Berlín. En el primer caso, la respuesta fue tibia; en el segundo se oyeron muchos bravos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos