Las novelas de Màxim Huerta, un ministro melancólico

Màxim Huerta cuenta con 200.000 seguidores en Instagram, donde cuelga instantáneas de su día a día, como ésta de sus vacaciones en Croacia el pasado verano./
Màxim Huerta cuenta con 200.000 seguidores en Instagram, donde cuelga instantáneas de su día a día, como ésta de sus vacaciones en Croacia el pasado verano.

El nuevo responsable de la cartera de Cultura es un escritor de éxito entre el público femenino

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Màxim Huerta está condenado a sufrir un doble estigma. De la misma manera que su paso por el programa de Ana Rosa Quintana durante once años eclipsó su pasado como periodista 'serio' (fue jefe de política en el diario 'Valencia 7 Días' y presentador de informativos en Tele 5), su condición de fabricante de 'best sellers' provoca que en los cenáculos críticos y literarios se le mire por encima del hombro. Editados en tapa dura por editoriales poderosas como Espasa y Martínez Roca, sus libros se pueden encontrar en un lugar destacado de los supermercados de grandes superficies. Pertenecen a esa ingrata categoría a ojos de los suplementos literarios de éxitos de ventas con público mayoritariamente femenino.

Huerta, ministro de Cultura desde el jueves, siempre se ha considerado un letraherido que no dudó en aprovechar su popularidad televisiva para debutar como novelista en 2009 con 'Que sea la última vez que me llamas reina de la tele'. El tono ligero y frívolo dominaba en este divertimento que destapaba la trastienda de la pequeña pantalla, con presentadores que luchan encarnizadamente por dominar el 'share'. Parecía la típica novela oportunista, que aprovechaba el buen momento de su autor -todavía en el programa de Ana Rosa- para atrapar lectores que no pisan librerías. Con su segundo título, 'El susurro de la caracola', el periodista ya dejó claro que quería ser considerado un escritor.

Diez ediciones certifican la buena acogida de esta historia de una obsesión amorosa protagonizada por una mujer que un buen día encuentra al hombre de su vida en el póster gigantesco de una película en la Gran Vía madrileña. Su siguiente novela, 'Una tienda en París', insiste en el protagonismo femenino y en un romanticismo que tiene como meca la ciudad favorita de este afrancesado confeso, París, donde tiene casa.

Al borde del mar

Ya en 2014, Màxim Huerta gana el Premio Primavera de Novela, que ha recaído en escritores como Rosa Montero, Juan José Millás y Lorenzo Silva. 'La noche soñada' arranca en 1980 en la mágica noche de San Juan, cuando en un pueblecito de la Costa Brava esperan a Ava Gardner para inaugurar el cine de verano. El jurado, presidido por Ana María Matute, la definió como una fábula sobre la felicidad «de estirpe proustiana». Matute fue el primer recuerdo que tuvo Huerta al saberse ministro, al colgar una foto junto a su «maestra» en Twitter.

'No me dejes (Ne me quitte pas)' y la autoficción 'La parte escondida del iceberg' insisten en los desamores, traumas del pasado, aires franceses y esa melancolía que su autor cultiva en Instagram, donde gusta de aparecer leyendo al borde del mar. Precisamente a orillas del Mediterráneo transcurre su último libro, 'Firmamento', cuya promoción ha tenido que interrumpir para atender la llamada de Pedro Sánchez. Un escritor en pleno bloqueo creativo y una mujer que pone su vida patas arriba protagonizan una novela contada a dos voces que ha encontrado la mejor publicidad en su nombramiento como ministro.

Huerta es un autor prolífico que también ha cultivado la literatura de viajes -'Mi lugar en el mundo eres tú'- y hasta tiene un libro ilustrado para niños, 'Elsa y el mar'. «Cada semana tengo que escribir dos artículos para prensa, soy periodista, como el 99% de los escritores. Y la vida está llena de novelas, el taxista te cuenta una. Soy hijo único, estoy acostumbrado a mirar y a entretenerme sin entretenimiento», contaba a EL CORREO el año pasado.

Extractos de sus libros

'El susurro de la caracola' (2011).
«El abuelo murió por culpa de la guerra, le delataron y fue encerrado,y yo desde entonces empecé a cogerle manía a todo lo político».
'Una tienda en París' (2012).
«¿Alguna vez has pensado empezar de cero en otra ciudad?Fue entonces cuando todo cambió».
'La noche soñada' (2014).
«Ese silencio fue sonoro. A veces, ayer como hoy, se escucha el amor cuando más callado estás»
'No me dejes' (2015).
«En la floristería del señor Dominique Brulé a veces una señora pedía flores y se marchaba oliéndolas. Al principio Brulé se preguntaba quién sería»
'La parte escondidadel iceberg' (2017).
«París es un estado de ánimo, dije una vez. París es el único capaz de ayudarme en este propósito»
'Firmamento' (2018).
«La geografía de nuestro colchón coincidía con el mapa de la Osa Mayor, tu pecho quedaba entre Orión y mis manos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos