Tributo al místico folklorista yanqui Robbie Basho

Collage de los vascofranceses Julen Achiary y su padre Beñat, más el navarro Joseba Irazoki./Ramón Zabalegi
Collage de los vascofranceses Julen Achiary y su padre Beñat, más el navarro Joseba Irazoki. / Ramón Zabalegi
El Bafle

Los tres músicos vasconavarros Joseba Irazoki, Beñat Achiary y su hijo Julen presentan su disco 'Bas(h)oan' mañana jueves en el Kafe Antzokia

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Una conexión entre el folk euskaldun y el norteamericano metabolizan el guitarrista navarro Joseba Irazoki (Atom Rhumba, Petti, Lagunak…) y los vocalistas de Bayona Beñat Achiary (profesor de conservatorio con varios discos editados) y su hijo Julen (además de cantar con el estilo solemne de Iparralde toca la batería) en el disco 'Bas(h)oan' (Elkar, 17), un sentido tributo al renovador de la guitarra acústica y del folk estadounidense Robbie Basho (1940-86), quien adaptó el blues y el country a las ragas hindúes y adoptó su apellido artístico en honor al poeta japonés Matsuo Basho.

Tal loable y arriesgada asociación dará su segundo concierto el jueves en Bilbao (Kafe Antzokia, 21.30 h, 10 €). Irazoki valora la falta de prejuicios de este proyecto y Achiary padre subraya el misticismo de Basho. Las voces evocan a Antony y a Mikel Laboa, y la guitarra a Marc Ribot y a Kelly Joe Phelps. Pero dejemos que Joseba Irazoki, guitarrista y también vocalista en 'Bas(h)oan', desentrañe esta colaboración intergeneracional e internacional desde su local de ensayo en Bera de Bidasoa, Navarra.

- ¿Quién era Robbie Basho (1940-1986)? No me suena ni de nombre. ¿Fue muy underground? ¿Un tipo culto, académico, o un autodidacta iconoclasta?

Conocer a Robbie Basho no es sencillo. La mayoría de sus discos se editaron de 1965 a 1980 y no creo que directamente llegase a publicarse ninguno de ellos en el Estado. Fue, además, un guitarrista y cantante minoritario. Pero un adelantado a su tiempo, tanto por su forma de tocar la acústica como por la ausencia de prejuicios a la hora de cantar, de apurar las tesituras. Con el tiempo se han reeditado parte de sus discos oficiales y unos cuantos directos que no le hacen mucha justicia.

- Ya, es lo que pasa con la mayoría de los discos en directo.

Creo que era un buscador eterno. Empezó su carrera como compositor de canciones, pero enseguida tuvo otras inquietudes. A la vez que John Fahey dio un vuelco total a la guitarra acústica llevándola al formato concierto, Robbie la llevó un paso más allá por su querencia por las ragas. Además, grabó algún tema al piano, e incluso parece ser que cuando murió estaba ya metido en orquestaciones. Imagino que nos tenía reservadas muchas sorpresas, pero fue una gran pena su muerte por accidente.

- Ya, un accidente ridículo con el quiropráctico. El CD 'Bas(h)oan' se lo dedicáis a él. ¿Qué tal funcionó en la Azoka de Durango, en diciembre?

El disco ha sido el motor del proyecto y el porqué de juntarnos para hacer música. La mitad son temas de Basho y el resto digamos que está bastante inspirado en él. En Durango parece que se movió bien, teniendo en cuenta que lo nuestro no es un proyecto de masas.

- ¿Cómo habéis adaptado el cancionero de Basho? Tu guitarra se deja influir por la suya, ¿pero su forma de cantar se adapta al estilo solemne de Iparralde y los Achiary?

La música de Basho proviene de diferentes fuentes: la del folklore estadounidense, un lado country-folk, algunos cantos tribales propios de los nativos, y también influencias orientales. Nosotros teníamos bastante claro que queríamos hacer un disco de canciones y darlas un poco la vuelta. También pensamos que añadir sección rítmica le vendría bien. La voz de Beñat es parecida a la de Basho, y creo que ese es el hilo conductor que aporta unidad. Yo también he utilizado afinaciones abiertas parecidas a las que el usaba, pero las he electrificado un poco.

- ¿Cómo será el concierto del jueves en el Antzokia (21.30 h, 10 €)?

Tocaremos el disco íntegramente. A tenor del único concierto que hemos dado hasta ahora parece que las canciones van a mutar, ya que hay espacio para la improvisación.

- O sea que de momento sólo habéis tocado en la sala Club del teatro Victoria Eugenia en diciembre…

En Donosti estuvo muy bien para ser el primero. A la gente le gustó mucho. Actuaremos en cuarteto, añadiéndose a nosotros tres Mikel Artieda al bajo.

Portada del disco 'Bas(h)oan'.
Portada del disco 'Bas(h)oan'.

- ¿Cómo has conocido a los Achiary y por qué habéis montado este proyecto?

Musicalmente conocía de hace tiempo a Beñat. Más tarde supe del festival Errobi que organizan en Itsassou y ahí empezamos a tener más relación personal, ya que participé en alguna edición del festival.

- Ajá.

Hace varios años me llamaron para formar parte en un recopilatorio de guitarristas haciendo un homenaje a Robbie Basho. Empecé a componer la canción y estaba bastante contento con ella, pero pensé que también podría resultar original homenajear la parte vocal de Basho, que quizás es menos reconocida. Como ya te he comentado, Beñat tiene un tipo de voz parecido a Basho y pensé que estaría guay que cantara en esa canción que había escrito yo. Por cuestiones de agendas no pudo ser, pero siempre que nos veíamos comentábamos que estaría bien hacer algo juntos. Así empezamos a trabajar en las canciones de Basho y después de dar algún concierto en dúo pensamos que podríamos grabar un disco. A partir de ahí empezamos a pensar en la sonoridad que buscábamos y vimos que añadir algo de sección rítmica podría venirle bien al proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos