Un regalo de The Orange Alabaster Mushroom

Greg, líder de El Hongo de Alabastro Anaranjado. /Carlos Gª Azpiazu
Greg, líder de El Hongo de Alabastro Anaranjado. / Carlos Gª Azpiazu
EL BAFLE

En su accidentada primera gira fuera de Canadá, hipnotizaron con psicodelia escuela Pink Floyd al público mixto que entró gratis al Kafe Antzokia

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

El jueves el Kafe Antzokia tuvo a bien regalarnos un concierto del proyecto lisérgico canadiense The Orange Alabaster Mushroom, liderado por Greg Watson, alias 'Grog' (el ron rebajado con agua que se servía cada día a las tripulaciones de la armada británica), quien inició este repertorio en 1991, a solas en su dormitorio de Ottawa, Ontario, cuando deseaba recrear la psicodelia de 1967, pero más la inglesa escapista que la hippie de San Francisco, más la de Syd Barrett que la de Grace Slick, como dice él.

No en vano, en su show de 14 piezas en 60 minutos, sonaron dos de los Pink Floyd primigenios: la troglodita 'Vegetable Man' y la también rotunda 'Tree Pie'. Las otras versiones, anunciadas casi todas por el bueno de Greg Grog con afán de coleccionista de discos antiguos, fueron las también britanas 'Where All The Good Times Gone' de los Kinks (que fue el punto bajo del show, quizá por atesorar menos clase que Ray Davies), un popurrí con el '2000 Light Years From Home' de los Rolling Stones con el 'Gloria' de los Them empotrado, y el bis con la única versión de firma americana: 'Leave My Kitten Alone' de Little Willie John y conocida por los Beatles, un boogie que se les acabó embarullando a Greg y sus tres escoltas, uno de ellos, Jaime, fichado de urgencia en Ponferrada, pues el batería original canadiense hubo de ser hospitalizado en Cangas, a mitad de la gira, por un problema en la pierna.

Ello no fue óbice para que Greg Grog nos contara que esta era la primera vez que El Hongo de Alabastro Anaranjado salía de Canadá y que estaban muy orgullosos y emocionados. El resto de su set fue original pero igual de vintage y cursó creciente, como el concierto en general. Con la voz retrojuvenil y un tanto lineal del melenudo Greg, con la pinta y la mirada de no haber salido aún de esa habitación donde creó estos pastelillos lisérgicos, se sucedían canciones astrales en plan Bowie (la inaugural 'Space And Time', que titula su disco más famoso, audible en su Bandcamp), invocaciones a los primeros Status Quo ('We Are The Orange Alabaster Mushroom'), asimilaciones buenas de los Kinks callejeros ('Cecilia Psybain'), resonancias de sus correlatos catalanes Los Negativos ('Elevator Shoes' de alligator skin, o la fantasmagórica 'Your Face Is In My Mind'), según progresivamente se iban endureciendo vía el garaje de los Cynics ('The Slug'), de los Yardbirds furiosos ('Familiar Sights And Sounds', el tema que titulará su próximo álbum, aún sin fecha fija de edición), o de los Fuzztones teclistas, por no hablar de cover boogie embarullado del bis ('Leave My Kitten Alone', ya lo hemos citado antes, sí).

Hipnótico clip de su canción 'Your Face Is In My Mind'

Fotos

Vídeos