Izaro

«Quiero que se valore mi arte, no mi cuerpo»

Izaro se declara nerviosa ante la gran ocasión del BBK Live, pero cree que va a sonar bien.
Izaro se declara nerviosa ante la gran ocasión del BBK Live, pero cree que va a sonar bien. / IKER IGLESIAS

23 años y una gran proyección en la escena no solo regional tiene la cantautora trilingüe vizcaína, que este viernes actúa sobre un gran escenario del BBK Live. Asegura que en sus conciertos «el público llora y ríe, a veces a la vez»

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Una cantautora trilingüe capaz de competir con las féminas icónicas indies nacionales con la proyección mediática y artística de Russian Red, Anni B Sweet, Alondra Galopa y demás es la vizcaína Izaro Andrés Zelaieta (Mallabia, nochevieja de 1993), residente en San Sebastián (excepto en julio y agosto, debido a los altos precios del alquiler). Laboriosa, organizada y con los objetivos claros, ha debutado con el opus ‘Om’, con el que está llenando salas y participando en grandes festivales, como el BBK Live, donde actuará en el gran escenario Heineken el viernes a las 17.45 horas. Izaro se presentará en cuarteto y, aprovechando la gran ocasión, interrogamos a la emergente songwriter no solo euskaldun.

‘Om’

Jon Etxezarraga:
Con una sugerente fotografía de portada a cargo de Jon Etxezarraga, el debut de Izaro, en tres idiomas, remite a una Anari a veces en modo soul agudo, a Russian Red, a la mexicana Julieta Venegas, a Maider (ex Alaitz) pero con poderío extra, o a los Walkabouts vía Fee Reega, esa alemana afincada en Asturias.
13 cortes:
54 minutos.
Sello:
Autoeditado. San Sebastián. 2016.
PVP:
CD digipack: 10 euros,

- Tienes 23 años. ¿Trabajas?

- Trabajo. Soy compositora, músico y mi propia community manager.

- ¿Qué haces un día normal?

- En un día normal por la mañana respondo emails, llamadas, entrevistas… Organizo mi agenda para sesiones de fotos, grabaciones de videoclips, etc. Y organizo mi… nuestra actividad laboral jurídica, gracias a mi maravillosa gestora, que sin ella estaría perdidísima en el mundo de los papeles. Intento que mis músicos y yo trabajemos de forma digna en la música. Por la tarde ensayamos y vamos grabando cosas. Y los fines de semana actúo. Teniendo en cuenta que por cada concierto trabajamos ocho horas de carga, descarga y desplazamiento, poco tiempo me queda para mi vida social, je, je… Lo más importante es saber improvisar.

- ¿La música se despertó en ti de modo tardío? Si tu primera canción la compusiste en 2014, hace tres años, con 20…

- Pues sí. Bueno, la música en sí no, pero el componer sí. Nunca pensé que podría dedicarme a ello, pero la inspiración me encontró trabajando y… ¡aquí estoy!

- Si compusiste una canción, se supone que sabías tocar instrumentos, etc. ¿Te llevaron en casa a academias etc. cuando eras niña? ¿Te gustaba?

- No. Nunca he recibido clases de música. De niña tocaba la trikitrixa y el pandero, pero nada cercano a lo que hago hoy. El verano de 2014 me compré una guitarra y ese mismo verano compuse mi primera canción, ‘Paradise’.

- Empezaste con una trikitixa… ¿Tus influencias?

- Norah Jones, Maika Makovski, Adele, Mikel Urdangarin, Ella Fitzgerald, Damien Rice, Anari...

- Ya, en las notas del disco varias veces he apuntado Anari. ¿Sueles ir a conciertos como espectadora? ¿Qué te gusta ver?

- Sí, me encanta. Me encanta ir a conciertos. Disfruto mucho viendo a Alos Quartet, Mikel Urdangarin, Eraul…

- ¿Eraul?

- Es un grupo de jóvenes guipuzcoanos, búscales en Spotify. Tienen tres temas. Este otoño sacan su primer álbum, que incluye esos tres temas reeditados y otros cuantos más. Molan. También me gusta Maika Makovski... Y fui a ver a Beyoncé a Barcelona.

- ¿Y qué tal? ¿Aparte del show visual había sustancia por debajo?

- La verdad es que flipé en colores. El show ya te lo imaginas, pero me impactó muchísimo el mensaje tan reivindicativo y hasta agresivo del feminismo y el anti-racismo. Ante todo es una mujer negra. En el escenario solo había mujeres. Músicos, bailarinas, acróbatas… Todo mujeres y en su mayoría negras. Usó imágenes fuertes y lanzó mensajes muy claros contra el abuso de poder de la policía contra la gente negra en Estados Unidos. Flipé bastante.

- Tu web y tus canciones son trilingües: en castellano, euskera e inglés. ¿Por qué? Why? Zergatik?

- Ja, ja, ja… Pues no tiene una razón consciente. Supongo que mi mente así lo decide según el juego de palabras o melodía que quiera usar. Al igual que se elige un piano o un arpa para una canción, o una guitarra eléctrica o un banjo para otra. Lo dejo fluir según la canción.

- ¿Y en qué idioma piensas?

- Pienso en euskera y castellano normalmente. He pensado en inglés, y a veces lo hago. Depende de en qué contexto esté. Hoy por hoy, vivo en euskera.

- ¿A qué le cantas?

- En este disco yo le he cantado al amor de distintas formas. Mucho al desamor, pero también al amor que cura, al de la amistad o al romántico.

- ¿Notas que las chicas tenéis otra sensibilidad lírica, letrista? ¿Quizá sois más sinceras? ¿Habláis más de lo que sabéis?

- No lo sé. Creo que depende más de tu capacidad de pensar o de escribir que de tu género. Quizás la lírica femenina, si puede llamarse así, ha sido menos visible y por eso ahora llama más la atención. Y claro, cada cual habla más de lo que sabe, eso sí, pero seas lo que seas.

- Comenta el primer disco, para interesar a los lectores…

- Uff... Ja, ja… Es un disco muy íntimo, con melodías dulces y letras amargas. En los conciertos el público llora y ríe. A veces a la vez.

- ¿Cómo será tu actuación en el BBK Live?

- Será distinta a los conciertos que normalmente damos. Pero seguirá algo siendo íntimo y dulce.

- ¿Estás nerviosa?

- Sí, estoy nerviosa. Es un escenario muy grande y muy abierto. Pero en el Kutxa Kultur Festibala me demostraron que lo grande también puede ser íntimo. Espero que pase igual en el BBK Live.

- ¿Notas que hay discriminación positiva hacia las mujeres a la hora de contratar conciertos y dar cancha en los medios, etc.? Y no lo planteamos porque tú no la merezcas, ¿eh?

- A veces sí. Suele pasar. Yo me ofendería si me llamasen para tocar por el hecho de ser una mujer. Encima de un escenario soy primero músico y quiero que sea eso lo que se valore. Mi género no me da ni me quita ninguna capacidad musical. Quiero que se valore mi arte, no mi cuerpo ni mi género. A veces se nos olvida que hay muchas mujeres que hacen cosas maravillosas y que son esas cosas las que están en el escenario y en los medios, y no ellas.

Clip de su tremolante canción ‘Noviembre’:

Fotos

Vídeos