Freedonia trae su soul con conciencia a Vitoria y Bilbao

Freedonia llegan a Bilbao y Vitoria tras actuar en el Festival Actual 2018. /Fernando Díaz
Freedonia llegan a Bilbao y Vitoria tras actuar en el Festival Actual 2018. / Fernando Díaz

«No somos un grupo retro», asegura el popular combo madrileño, que presentará su tercer disco, 'Shenobi'

JOSU OLARTE

Tras compartir escenario con los americanos Vintage Trouble en el Actual logroñés, la pujante formación de música negra Freedonia inicia un año más la temporada encadenando conciertos: hoy en Vitoria (Hell Dorado 23.00 h 18 €) y mañana en Bilbao (Kafe Antzokia 22.00 h 16/20 €), doblete que «comienza a ser una tradición para nosotros», apunta desde Madrid el baterista e impulsor musical del noneto con metales bautizado como la líbérrima republica imaginaria de Groucho Marx de 'Sopa de Ganso'. «Este año se nos ha adelanto el Actual, al que casi no llegamos por la nieve, pero nuestra experiencia allí es tan buena... Desde hace 4 o 5 temporadas siempre nos reservamos estas fechas para Vitoria y Bilbao. El año pasado incluso probamos los temas del nuevo disco cinco meses antes de que saliera»

Expuesto ya en festivales como Getxo Blues, el álbum en cuestión es 'Shenobi', un trabajo conceptual registrado con crudo sonido analógico y lanzado con licencia libre en doble vinilo financiado colectivamente . El disco trasciende el soul funk clasicista, filtra influencias diversas («bandas sonoras, psicodelia, armonías de musica clásica, rock, afrobeat literatura, cómic...») e incide en la línea concienciada de su precedente 'Dignity & Freedom' en una veintena de temas con la libertad de la mujer como hilo conductor.

«El título es un juego de palabras entre un videojuego clásico ('Shinobi'), She (mujer) y Nobi, que quiere decir crecimiento en japonés. Las letras cuentan la historia de una mujer que llega a una ciudad y se topa con toda la problemática actual, desde la violencia de género, a la discriminación hacia los refugiados, el medioambiemte o la pérdida de valores sociales. Aunque se inspire en un juego ninja de lucha no somos una banda combativa. La reivindicación o el espíritu combativo está en la propia reflexión sobre la necesidad de una sociedad libre que respete los derechos fundamentales», explica Checa.

Mediatizados por su volcánica cantante Maika Sitté, Freedonia suelen ser incluidos en la liga de grupos de soul funk clasicista con vocalistas de ébano al frente como The Excitements, Sweet Vandals, Astrid Jones & The Blue Flaps, Shirley Davis & The Silverbacks o hasta los Betrayers de su primera diva rubia con garganta negra Aurora García. «Es impresionante la cantidad de grupos que han surgido en esta onda. En nuestro caso apostar por una cantante como Maika fue natural porque ya era corista nuestra. Coincidimos en el gusto por la música negra en general pero cada banda tiene su identidad y matices. En nuestro caso aunque se nos asocie al soul clásico estamos abiertos a influencias de todas las músicas distintas que escuchamos», comenta el baterista y faro musical del grupo a propósito de la mayor apertura musical que, tras un década de andadura independiente, Freedonia han mostrado en 'Shenobi'. «No planteamos los discos como ejercicios de estilo y tampoco somos un grupo retro ni revivalista. Lo que es nuevo o antiguo es muy relativo y lo demuestra la gente de todas las edades que viene a venos. Somos una banda moderna con raíces en la que las influencias de los demás se asumen como propias. Es la voz y el carácter africano de Maika lo que le da espíritu unitario a lo que hacemos».

Freedonia, en concierto

Vitoria.
12 de enero a las 23.00h, en Hell Dorado. 18 €
Bilbao.
13 de enero a las 22.00h, en Kafe Antzokia. 16/20 €

Para su sesiones de Vitoria y Bilbao, Freedonia anuncian conciertos que incidirán en su última entrega doble pero con rescates de sus dos trabajos previos, editados gracias a las aportaciones vía 'crowfunding' de más de setecientos seguidores. «Vamos introduciendo cambios porque buscamos el 'show' perfecto. Como tenemos nueve maneras de verlo, después de cada concierto valoramos la reacción de la gente y pensamos en lo que podemos hacer para que el directo quede más dinámico y fluido. Y también solemos probar instrumentales y cosas nuevas que vamos componiendo», explica impulsor del combo madrileño que encara la nueva temporada con el deseo de ampliar fronteras por la vía directa. «Ya hemos estado en Lituania, Francia, Bélgica y Marruecos y la idea es seguir tocando fuera todo lo que podamos. Y seguimos añadiendo fechas al recorrido español de este disco que aún va a ser largo. Entretanto, también seguimos trabajando en nuevos temas para un futuro disco, Somos un grupo autogestionado que, por una cosa y otra, nunca para».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos