Fallece Malcolm Young, que dio su último concierto con AC/DC en San Mamés

Fallece Malcolm Young, que dio su último concierto con AC/DC en San Mamés

El hermano de Angus tenía 64 años y había dejado el grupo debido a una demencia

ÓSCAR CUBILLO

La aldea global que es el rock hoy en día se vuelve a anotar con alarma el fallecimiento de uno de sus ídolos generacionales: el de Malcolm Young, guitarrista y cofundador del grupo australiano AC/DC. Tenía 64 años y llevaba tres fuera de la banda, aquejado de demencia. En el momento de su muerte le rodeaban su esposa, Linda, sus dos hijos Cara y Ross, sus tres nietos, más una hermana y un hermano. Malcolm se ha ido un mes después que su hermano George Young, guitarrista de los Easybeats y productor de AC/DC, Rose Tattoo, etc., desaparecido a los 70 años.

En total los Young eran ocho hermanos y continúa al frente de la banda, de la empresa AC/DC Angus Young, el benjamín, el guitarrista solista famoso por actuar con traje de colegial, aun cuando le ralea la melena y va por los 62 años. Las filas de AC/DC están devastadas: su cantante Brian Johnson no salió en la última gira por problemas de sordera (y le sustituyó Axl Rose, de Guns N Roses), Malcolm se dio de baja para ser internado debido a la demencia, y el baterista Phil Rudd acabó en la cárcel por amenazas de muerte y drogas (su abogado alegó que tenía problemas de dinero porque AC/DC no contaron con él para la anterior gira mundial).

La importancia de Malcolm Young en AC/DC ha sido más grande de lo que parece. Además de participar en la composición y empujar con los coros, él sostenía con su ritmo rocoso, con su guitarra cimbreante, el boogie pesado sobre el que se desgañitaban los cantantes Bon Scott (fallecido en 1980 por su propio vómito en un coche durante una de sus monumentales borracheras) y el actualmente oficial Brian Johnson (que en su mansión tiene un pub típicamente inglés, con billar y todo), y sobre el que punteaba la Gibson SG de su hermano menor, Angus.

Último concierto en San Mamés

Se puede afirmar que Malcolm Young (Glasgow, Escocia, 6 de enero de 1953) ha sido durante 40 años una figura esencial del rock: en los 70 por formar parte de la creación pura del cancionero de una de las bandas más influyentes y favoritas de hoy día, y durante largas décadas por figurar en la segunda fila de uno de los grandes circos del rock, con cañonazos, muñecas hinchables gigantes, trenes descarrilando… Un circo que recaló dos veces en Bilbao en los últimos tiempos: primero en el BEC (en 2009, ante 16.000 personas) y luego en San Mamés (en 2010, ante 40.000 personas), en lo que fue la última actuación pública de Malcolm con la banda, pues aquí se cerró la gira. Ambas fechas pertenecientes a la gira mundial de dos años del disco ‘Black Ice’ (2008), número 1 en USA, España, Inglaterra, Australia…

A Australia se mudaron los Young desde Escocia, en 1963, tras sufrir el invierno más frío del que tenían constancia los anales: la nieve rozó los dos metros. Se establecieron en Sidney y en noviembre de 1973 el propio Malcolm fue quien fundó AC/DC y reclutó a su hermano Angus. Se dice que Malcolm era el que mandaba en el grupo, el jefe en la sombra: «Malcolm siempre ha sido un gran organizador», ha afirmado recintemente Angus. En 1976 AC/DC se trasladaron a Londres y desde ahí conquistaron todo el mundo gracias a LPs como ‘Let There Be Rock’ (1977), ‘Powerage’ (1978), ‘Highway to Hell’ (1979) o el primero lanzado sin el difunto Bon Scott, el superventas ‘Back in Black’ (1980), que ha vendido más de 50 millones de copias en todo el mundo.

Malcolm Young, otro gran bebedor al igual que su legendario cantante Bon Scott, por problemas con la botella debió dejar temporalmente el grupo en la gira del LP ‘Blow Up Your Video’ (88), cuando se les criticaba que solo sacaban discos para el mercado juvenil yanqui y lo apoyaban mediante videoclips. En 2014, gravemente enfermo, tuvo que dejar definitivamente la banda debido a su imposibilidad de tocar la guitarra y le sustituyó su sobrino Stevie Young, que ya le suplió durante su baja por alcoholismo.

Esta vez Malcolm estaba sufriendo vacíos de memoria y fallos de concentración, de los que estaba siendo tratado desde la mentada gira de ‘Black Ice’. Además, al final de esa gira, que se cerró en San Mamés en lo que fue su último concierto con AC/DC, le diagnosticaron un cáncer de pulmón del que se curó mediante cirugía. Además, sufría problemas cardíacos y le colocaron un marcapasos. Falleció en el mismo sanatorio donde era cuidado desde hacía mucho tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos