Electric Funeral: «Black Sabbath son la raíz de todo el metal»

Óscar Vázquez (bajo), Carlos Fernández (voz), Koldo de Miguel (batería) y Juan Carlos Vázquez (guitarra) en el Edaska de Barakaldo. /AITOR ANTÓN
Óscar Vázquez (bajo), Carlos Fernández (voz), Koldo de Miguel (batería) y Juan Carlos Vázquez (guitarra) en el Edaska de Barakaldo. / AITOR ANTÓN
Rock Vasco

«No somos un grupo clónico y por lo tanto no usamos pelucas, ni ropajes como los que llevaban ellos», afirma este cuarteto baracaldés que tributa con tino a los Sabbath de Ozzy Osbourne. El viernes 3 actúa en Barakaldo y el jueves 9 en Las Arenas

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

El grupo pionero del heavy metal Black Sabbath, sobre todo reconocible por el liderazgo vocalista y espectacular de Ozzy Osbourne, arrancó su trayectoria en Birmingham, Inglaterra, en 1968, y cerró página en su misma ciudad natal hace pocos meses al dar su último concierto ahí el 4 de febrero de 2017. El showman orate Ozzy, el hacha Tony Iommi más Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería) han conformado la formación clásica mítica de un grupo en el que han militado una veintena larga de músicos, algunos tan reconocibles como Ronnie James Dio, Ian Gillan, Glenn Hughes, Tony Martin, Cozy Powell e, incluso y brevemente, Rob Halford.

Black Sabbath es el nombre más influyente aún hoy en día entre las bandas de rock, también en las emergentes. No en vano, todo el stoner rock les copia de pe a pa. Además, los grupos marcados por el influjo de los Sabbath suscitan el interés de un público muy joven y barbilampiño, como se ve en los conciertos de salas pequeñas o festivales como el Azkena.

Y sí, los Sabbath ya no existen, pero por doquier se mueven grupos que los homenajean tácita o explícitamente. Por ejemplo, el cuarteto tributo baracaldés Electric Funeral (hay en Adelaida, Australia, otro combo tributo con el mismo nombre), que lleva más de diez años rulando aunque sólo desde hace dos temporadas rula con su actual alineación. Con motivo de sus dos conciertos en menos de una semana, ambos con entrada libre, el viernes 3 de noviembre en El Tubo de Barakaldo (20.00 horas) y el jueves 9 de noviembre en el Zear Bide de Las Arenas (22.30 horas), departimos con Carlos, su cantante.

- ¿Sabéis que los grupos tributo están mal vistos por ciertos melómanos? No compartimos su opinión, pero os preguntamos sobre el asunto.

- Existe cierta polémica con los grupos tributo, pero creemos que hay sitio para todo el mundo. Detrás de una banda tributo hay también mucho trabajo, ensayos, ilusión y ganas de pasarlo bien. En el fondo es una cuestión de hacer las cosas con gusto, de que la gente se lo pase bien y que haya música en directo en todas partes. Siempre ha habido bandas tributo y de versiones, y siempre las habrá.

- ¿Por qué os atrevisteis a hacer un grupo tributo a Black Sabbath?

- Black Sabbath es nuestro grupo favorito desde que éramos pequeños. Tal vez Koldo (batería) sea el menos fan, pero con el tiempo ha aprendido a disfrutar de su música. Han sido un grupo pionero en el heavy metal e incluso hay quien afirma que fueron los verdaderos creadores del género. Su aportación a la música moderna fue trascendental y por eso creemos que se merecen ser tributados.

- ¿Por qué os gustan y cuál es su etapa favorita?

- Nos gusta la complejidad de su música, su fuerza, su oscuridad y su melodía. Y admiramos todas sus épocas, con Ozzy, Dio, Gillan, Martin… Aunque nos centramos en la época clásica, con Ozzy Osbourne. No descartamos hacer algo de Dio pronto, pero de momento nos centramos en su repertorio mítico con Ozzy.

- ¿Por qué creéis que Black Sabbath son aún hoy en día tan influyentes en los grupos de hard rock, de stoner…? Y hablamos de grupos nuevos, formados por veinteañeros.

- No sólo en el stoner, que evidente mama directamente del sonido Sabbath de los 70, también influyen en el heavy metal de los 80, el thrash, el death, el black, el doom… Todos estos son estilos practicados por personas que han mamado Black Sabbath desde la cuna. Si escuchas con detalle lo hecho por ellos entre 1970 y 1978, notarás su semilla en todos esos estilos. Black Sabbath fueron pioneros y visionarios.

- ¿Por qué elegisteis su canción ‘Electric Funeral’ para bautizaros?

- ‘Electric Funeral’ es una de las canciones más oscuras de ‘Paranoid’(Vertigo, 1970), el álbum más popular de la banda, y nos gustó como nombre del grupo porque la canción es casi una síntesis de la banda: sonidos oscuros, partes rítmicas complejas, arreglos extraños… Simboliza bien lo que es Black Sabbath y además el nombre suena muy potente.

- ¿De qué trata la letra original de ‘Electric Funeral’?

- Es una letra antibelicista que habla del apocalipsis nuclear manejando, a la vez, simbología ocultista. El fin del mundo descrito con la mentalidad de finales de los 60, principios de los 70, en plena Guerra Fría. Aunque resulta muy actual viendo lo que sucede entre Estados Unidos y Corea del Norte. La amenaza nuclear puede convertir al planeta en un ‘Funeral eléctrico’.

- ¿En qué otros grupos habéis estado y estáis hoy día?

- Los hermanos Oscar (bajo) y Juan Carlos Vázquez (guitarra) tienen una trayectoria larga y han pasado por grupos como Cráter, Juicio Final, Thyphus, Cuarto Oscuro y alguno más. Koldo de Miguel (batería) ha tocado con Borja Estankona y algún otro más. Yo (Carlos Fernández, voz) soy el único sin experiencia previa.

- ¿Qué edad media tenéis, pues parecéis talluditos?

- 40 años. Está claro que no somos unos chavales, lo cual hace que miremos las cosas con otra perspectiva. Nos gusta hacer las cosas bien, pero sabemos que para nosotros esto es un hobby con el que pretendemos pasarlo bien y hacer que la gente lo pase bien.

- ¿De qué curráis?

- Todos tenemos nuestro trabajo en diferentes sectores: industria, administración, ingenierías… A veces es difícil compaginar horarios para los ensayos, porque además todos tenemos familia, parejas, etc. Pero esto es nuestra pasión y nuestro tiempo libre lo damos por bien empleado haciendo lo que hacemos.

- ¿Habéis podido ver a Sabbath, Ozzy o a Dio en vivo? Hum… yo dos veces a Ozzy en el Azkena y una a Dio en la Jam, por lo menos.

- Vimos a Black Sabbath con Ozzy en Anoeta en 1997 y fue épico. También con Dio, cuando se hacían llamar Heaven & Hell, en Londres, adonde fue Carlos, y aquello fue mágico. Solo tocaron temas de la época de Dio, claro, pero es que también son grandes canciones. Es una pena que no hayan pasado por aquí en su gira de despedida, porque hemos visto videos y estaban aún en buena forma.

- ¿Cuántos bolos habéis dado Electric Funeral?

- Alrededor de 20 conciertos. Sobre todo en nuestro entorno: Barakaldo, Sestao, Portugalete, Santurtzi, Erandio, Basauri, Bilbao… También hemos ido a Burgos (a un festival de grupos tributo en la Sala Hangar) y a Santander (Sala Black Bird). Hemos tocado en sitios diminutos y en grandes escenarios, y siempre hemos intentado que el público vibrara con las canciones de Black Sabbath.

- Eso, ¿cómo son vuestros bolos?

- Intentamos que sean un recorrido por los temas más clásicos de la banda, pero ademas hacemos guiños a los más fans para que también disfruten con alguna sorpresa. Como nosotros somos fans absolutos de la banda, damos el bolo que nos gustaría que nos dieran Black Sabbath, repasando los imprescindibles y tocando algún tema oculto. No somos un grupo clónico y por lo tanto no usamos pelucas, ni ropajes como los que llevaban ellos. Eso sí, nos esforzamos porque el sonido sea lo más fiel al original y tratamos de ejecutar los temas de la manera más fiel a los discos.

- ¿Qué es lo más difícil de imitar de Black Sabbath?

- Tal vez sea lograr ese sonido compacto, pétreo, que tenían en sus comienzos. Todos los instrumentos, junto con la voz, forman una muralla de sonido colosal que sólo se logra con una sincronía perfecta y con el tono adecuado. Son temas de ejecución muy compleja en lo instrumental y que vocalmente también requieren de mucho trabajo. Hay que ensayar mucho para que el tributo haga justicia de verdad a esas maravillosas canciones.

- ¿Soléis renovar el repertorio?

- Sí, de manera permanente. Ahora tenemos un repertorio de unas 30 canciones extraídas de sus primeros ocho discos y del último de estudio que grabaron, ‘13’ (Universal, 2013). Pero estamos ensayando más canciones de ciertos discos que teníamos algo olvidados, como ‘Vol. 4’, ‘Sabbath Bloody Sabbath’ o ‘Never Say Die’. Pronto habrá muchas nuevas canciones en el repertorio, aunque está claro que ‘Iron Man’, ‘Paranoid’ o ‘Electric Funeral’, entre otras, tendrán que sonar siempre.

- Carlos, ¿a qué otro grupo os gustaría tributar? Anímate a citar a alguno internacional, español y vasco, venga.

- Internacional tal vez a Led Zeppelin, Jethro Tull, Iron Maiden, Judas Priest… Algo que sea clásico. Admiramos también a grupos clásicos del heavy español como Barón Rojo. Y de Euskadi nos gustan mucho Paniks, The Wizards, Porco Bravo y otros, aunque no creo que haga falta tributarles sino ir a verles en directo, porque afortunadamente están muy activos.

- Ya.

- Aunque pienso que no nunca tributaríamos a nadie que no sean Black Sabbath, porque ellos son la raíz de la que ha nacido todo el metal.

Electric Funeral versionando el ‘Sabbath Bloody Sabbath’ de Black Sabbath al aire libre en Barakaldo

Fotos

Vídeos